Mujer agredida por su expareja en Soledad, Atlántico, no sabe el paradero de sus tres hijos

Kenede Susana Vega se encuentra recuperándose en la clínica tras la agresión. Además, le contó a El Heraldo que en otra ocasión Armando Castro Maldonado intentó ahogarla.

Kenede Susana Vega, de 27 años.Tomada de Facebook

Hace dos meses, cuando terminó su relación con Armando José Castro Maldonado, Kenede Susana Vega creyó que terminarían los maltratos de su pareja. Pero esto no fue así. En estos momentos, en la Clínica General San Diego, en Barranquilla, la mujer se encuentra recuperándose de una cirugía de cabeza que fue sometida el pasado martes tras llegar con heridas de cuchillo en su cuero cabelludo propinadas por Castro Maldonado.

Lea: Mujer fue víctima de intento de feminicidio en Soledad, Atlántico.

En entrevista con El Heraldo, Vega manifestó que, tras el ataque, ocurrido el pasado lunes en la noche, en Soledad, Atlántico, no sabe de sus tres hijos. “No es la primera vez que se los lleva”.

“Incluso, muchas veces, intentó ahogarme en un tanque con agua”, añadió también al medio regional. De acuerdo con su hermana, la relación siempre se basó en la violencia y los golpes, y por tal motivo, hace dos meses, Kenede regresó de Santa Marta, donde vivía con él, a Barranquilla con sus hijos de 7, 5 y 3 años.

Vega ha sido intervenida quirúrgicamente dos veces esta semana y ahora se encuentra recuperándose de un injerto de tejido en su cabeza. Sus familiares afirman que le faltan todavía otras cuatro cirugías, lo que le implicará estar internada durante cuatro o seis meses más en el hospital.

Por su parte, su familia interpuso una demanda contra Castro Maldonado por el delito de tentativa de feminicidio agravado. El hombre, integrante de la barra Los Kuervos del Júnior de Barranquilla, fue capturado el jueves en la tarde en el barrio El Santuario, en el sur de Barranquilla. El sujeto será presentado ante un juez de garantías para que responda por los hechos.

Vega pide que su caso no quede impune para que “ni una sola viva el infierno que yo estoy viviendo”, dijo a El Heraldo.