Polémica en cárcel de Barranquilla por "pico y placa" a visitas conyugales

Debido a la grave situación de hacinamiento que enfrenta el centro penitenciario El Bosque, las directivas decidieron regular las visitas de los internos. Como forma de protesta, los reclusos se declararon en huelga de hambre.

Archivo particular

El problema de hacinamiento en el centro penitenciario de El Bosque, en Barranquilla, se torna crítico. Como medida para combatirlo, las autoridades implementaron un “pico y placa” para visitas conyugales los fines de semana lo cual desató la indignación de los internos.

Lea: Las cárceles en Colombia, una historia de hacinamiento

La capacidad de este centro penitenciario es de 520 reclusos, pero actualmente se encuentran recluidos allí 1.766 presos, según ha manifestado la Personería de Barranquilla. La situación se agrava durante los fines de semana debido a las visitas conyugales de los internos que congestionan el lugar y que desbordan los controles del personal del Inpec.

Ante esta situación, las directivas de la penitenciaría implementaron la medida de una especie de “pico y placa”. Como de costumbre, las mujeres tendrán acceso a la cárcel cada ocho días, pero se regulará su ingreso teniendo en cuenta si el último dígito de la cédula es par o impar. La dinámica sería así: las visitantes con cédula terminada en número par ingresarían el primer y el tercer fin de semana del mes y las mujeres cuya cédula termine en número impar tendrían acceso el segundo y cuarto. Por su parte, los hombres sólo podrán ingresar al penal un sábado al mes. 

Debido a esta medida, los internos entraron en huelga de hambre en las últimas horas como forma de protesta y están a la espera de que las autoridades intervengan en la situación.

Lea también: Por malos olores y difíciles condiciones sanitarias, reclusos en La Picota están en protesta

“Estas personas que se encuentran en los centros carcelarios anhelan la visita de sus familiares, de sus esposas, de sus hijos; es lo único que hacen ellos: esperar cada ocho días para las visitas; no comparto esta medida”, señaló el personero de Barranquilla, Jaime Sanjuán, en emisoras de radio locales.

El funcionario a pesar de no compartir el “pico y placa” de las visitas, resaltó que la situación de hacinamiento es crítica y lamentable. Sanjuán sostuvo una reunión con las directivas del penal para analizar la situación, pero hasta el momento no se habla de reversar la medida y los presos continúan en huelga de hambre.