Responsable de quemar a un perro en Barranquilla dice que fue accidental

A través de las redes sociales, habitantes de un barrio al suroccidente de la ciudad denunciaron un caso de maltrato contra un french poodle abandonado.

Imagen de referencia.Pexels

El 25 de diciembre los habitantes del barrio Los Ángeles, en el suroccidente de Barranquilla, se estremecieron al encontrar un perro de raza french poodle con quemaduras en su cuerpo. Lea también: Zoonosis tendrá hasta unidad neonatal para perros y gatos.

Según el diario local El Heraldo, a su whatsapp de denuncias ciudadanas llegó un reporte en el que aseguraban que un tendero había rociado gasolina sobre el animal para luego prenderle fuego, tras notar que este permanecía en las afueras de su tienda pidiendo alimento.

Además, “indicaron que el can fue inmediatamente auxiliado por un grupo de vecinos, quienes notaron que el animal había perdido un ojo y parte de la cola en medio del ataque”, aseguró El Heraldo. Puede leer: “Ahora parece un puerco”: niña llora afligida por el corte de su perro. 

Sin embargo, el intendente Nelson Romero, jefe de la Policía Ambiental en el área metropolitana, informó al mismo medio que el perro no fue rociado con gasolina, ni a causa de ello perdió su cola y el ojo.

“Al llegar al barrio Los Ángeles encontramos a una comunidad que quería ‘tomar la ley por sus manos’ y atacar al señor señalado. El hombre nos dijo que se había tratado de un accidente que ocurrió cuando lanzó al aire un fósforo que cayó sobre el perrito”, explicó Romero al diario El Heraldo.

Al parecer, por el pelaje característico de la raza del canino, el fuego se extendió por su cuerpo, causándole las quemaduras. Lea también: Eros, el perro que hace domicilios en una zona de Medellín.

Según las autoridades, el animal había sido abandonado, por lo que deambulaba en el sector. No obstante, no se registran denuncias por ese hecho y, además, ningún vecino ha denunciado formalmente al responsable por las quemaduras del perro.

El perro fue llevado a un centro de atención, con el apoyo de la secretaria de Salud del Distrito, pero el responsable deberá asumir los gastos médicos tras el accidente.