Siguen protestas en Uniatlántico por problemas con varios programas académicos

Los alumnos protestan porque el Ministerio de Educación no renovó registros académicos a tres programas de la facultad de Ciencias Económicas . Los manifestantes aseguran que sus derechos están siendo violados. La universidad rechaza esta protesta por ser violenta.

/ Foto: Facebook Uniatlántico
Un grupo de estudiantes de la Universidad del Atlántico se atrincheró desde el viernes en la Vicerrectoría de Docencia para protestar contra las irregularidades que se han presentado en tres programas de la institución. Rafaela Vos Obeso, rectora encargada, dijo que se rechaza la “protesta violenta” de estos alumnos, que, además, no estarían matriculados para el segundo semestre de este año.
 
El pasado viernes, los estudiantes ingresaron a la oficina de Clara Vargas, vicerrectora de Docencia, y apilaron sillas para bloquear la entrada. Piden la renuncia de la encargada de esta dependencia. 
 
Los alumnos que protestan culpabilizan a Vargas por los problemas en los programas Técnica Profesional en Operación Turística, Tecnología de Gestión Turística y Administración Turística, pues Mineducación les negó la renovación de los registros académicos.
 
Sobre esta toma, la rectora (e) Obeso dijo en una rueda de prensa que aunque en Uniatlántico se defiende el derecho a la protesta de los estudiantes, “ningún derecho se exige por medio de la violencia, menos cuando no son estudiantes matriculados para el segundo semestre académico”.
 
Obeso también aseguró, según El Heraldo, que la universidad ha consultado a la Defensoría del Pueblo para asegurarse de que “no están violando ningún de los derechos de los manifestantes”. Esta afirmación se debe a que los manifestantes también pidieron ayuda al Ministerio Público, porque, según relató uno de los estudiantes, no ingieren ni alimentos ni agua desde el viernes.
 
Este domingo, para mostrar solidaridad con sus compañeros, Dairo Mendoza, líder estudiantil de Uniatlántico, se declaró en huelga de hambre después de que, según narró, los vigilantes no lo dejaron llevarle alimentos y bebidas a sus compañeros. Mendoza, según recogió el periódico barranquillero, aseguró que sus compañeros no han podido salir, pues “son amenazados por los vigilantes de la empresa que está a cargo de la seguridad”.
 
Clara Vargas además aseguró que la universidad está a la espera de una respuesta definitiva del Ministerio de Educación para saber qué pasará con los tres programas por los que los estudiantes están protestando.
 
Temas relacionados