Aumenta a 56 cifra de muertos por avalancha en Salgar, Antioquia

El presidente Juan Manuel Santos decretó calamidad pública en la zona del desastre por el desbordamiento de la quebrada la Liboriana.

AFP

Continúan las labores de búsqueda y rescate en Salgar, Antioquia donde esta madrugada se presentó una avalancha tras el desbordamiento de la quebrada la Liboriana. La cifra de muertos aumenta a 56.

El director de socorro nacional de la Cruz Roja Colombiana, César Urueña, informó en diálogo con Blu Radio el reporte que tienen hasta el momento sobre la tragedia. “Se registra un número de 56 colombianos que han fallecido, es el reporte que recibimos desde el cementerio, ya oficialmente la Alcaldía harán el balance oficial a las 6:00 de la tarde”, aseguró.

El presidente Juan Manuel Santos visitó la zona del desastre y declaró la calamidad pública. Aseguró que los cadáveres de las personas que perecieron en la tragedia serán trasladados a Medellín, y luego serán devueltos a Salgar los de quienes quieran que sus seres queridos sean sepultados en la localidad.

“¿Qué estamos haciendo en concreto para ayudar a todas las personas víctimas y a los que necesitan de ayuda? Lo primero son los cadáveres. Esos cadáveres tienen que trasladarse a Medellín. ¿Por qué no se dejan aquí en Salgar? Porque no existen las capacidades técnicas. No existen ni siquiera los cuartos fríos y sería un desastre dejarlos aquí. Por eso vamos a trasladar los cadáveres a la mayor rapidez posible, hacer su identificación, persona por persona, y regresar los cadáveres de todos los que quieran que sus seres queridos sean enterrados aquí en Salgar. La Policía, con Medicina Legal, se encargará de todo este proceso”, indicó. 

Además señaló que la Cruz Roja Colombiana estará en contacto con Medicina Legal para decirles a los familiares cómo va evolucionando la identificación de estos cadáveres y de sus seres queridos.

Hasta el momento se registra además alrededor de 120 desaparecidos y más de 35 personas heridas. 

El Gobierno recuerda que no se han autorizado colectas de ningún tipo ni consignaciones de dinero, teniendo en cuenta que el Gobierno está comprometido con la recuperación una a una de las familias y su retorno a la normalidad.