Autodefensas Gaitanistas de Colombia, primeros en acogerse a ley de sometimiento

Monseñor Darío Monsalve, arzobispo de la arquidiócesis de Cali, confirmó que la Iglesia Católica será garante durante el proceso.

Monseñor Darío de Jesús MonsalveArchivo - El Espectador

Este miércoles, la arquidiócesis de Cali, encabezada por monseñor Darío de Jesús Monsalve, confirmó que las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), también llamadas Clan del Golfo, se convertirían en el primer grupo armado ilegal en acogerse a la nueva ley de sometimiento a la justicia, sancionada recientemente por el presidente Juan Manuel Santos.

Lea: La hora cero para el sometimiento de las bandas criminales

Monseñor Monsalve señaló que el proceso entre ese grupo armado y el Gobierno Nacional ya venía dándose por medio de una comisión exploratoria. Señaló, además, que las AGC ya cuentan con representantes jurídicos que entablan los contactos con el Gobierno y con la Iglesia Católica para que esta última sirva de garante en el proceso.

Lea: Clan del Golfo iniciará sometimiento colectivo a la justicia: Santos

“La Iglesia Católica debe ser garante de los pasos que se dan y sobre todo de la protección de la vida de los que se van a entregar que esa labor la hace siempre la Cruz Roja Internacional, pero está la disponibilidad de nosotros si ellos la siguen solicitando; ellos la han solicitado y el Gobierno la ha aceptado” dijo el prelado en rueda de prensa.

De acuerdo con monseñor Darío Monsalve, la entrega de este grupo armado no será “aparatosa”, sino que se espera que el proceso se de manera progresiva. “Que la sociedad colombiana entienda que esta no es una entrega como la que hicieron las Farc, sino que es una sujeción a la justicia. Por tanto deberán ir a las cárceles o espacios similares” señaló el arzobispo.

Monseñor se refirió, además, a que esta entrega a la justicia nada tiene que ver con la Jurisdicción Especial para la Paz y que su trámite cursará en la justicia ordinaria.

Con relación a las bacrim, el arzobispo señaló que espera que esta nueva ley se convierta en una alternativa para ellos y otros grupos armados para que se pueda “completar este cuadro de terminación del conflicto armado. Lo deseable en Colombia es que ahora se abra el capítulo de la paz urbana”.

También le puede interesar: ¿Otra ley para beneficiar a los mafiosos?