Autoridades hallan posibles restos de empresario samario secuestrado en 2012

Se trataría del reconocido comerciante Rafael Jaraba, quien fue secuestrado en noviembre de 2012 por desconocidos mientras compartía con un grupo de amigos en una finca de su propiedad.

Tomada de El Heraldo

Miembros del Gaula de la Policía hallaron en las últimas horas los que serían los restos mortales del reconocido empresario Rafael Jaraba, secuestrado en noviembre de 2012 mientras departía con un grupo de allegados en su finca del sector de Puerto Mosquito en la ciudad de Santa Marta.

De acuerdo con las autoridades, el presunto cuerpo del empresario de 50 años fue hallado en inmediaciones al sector de la Tigrera en zona rural de la capital del departamento de Magdalena, luego de que un informante anónimo diera a conocer la supuesta ubicación de los restos óseos a uno de sus familiares.

En la comunicación, la persona le aseguró al familiar de la víctima que el cuerpo se encontraba en la vereda Jamonacal, enterrado en una fosa a siete metros de un árbol de mango, por lo que la Policía en coordinación con uniformados del Ejército iniciaron un operativo para ubicar el lugar en el que se encontrarían los restos.

Hasta la zona se trasladaron funcionarios de la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía quienes inspeccionaron el lugar señalado en compañía de miembros del laboratorio forense.

En el sitio fue hallada una fosa en la que se encontraba un cuerpo así como varias partes óseas por lo que las autoridades no descartan que se traten de los despojos de varios seres humanos. Se espera que en los próximos días Medicina Legal dé a conocer los resultados de los restos hallados.

Vale la pena mencionar que el comerciante Rafael Jaraba –quien para el momento del rapto era un reconocido empresario del municipio de San Ángel (Magdalena)– fue secuestrado por desconocidos quienes lo obligaron a conducir su propio vehículo, el cual fue abandonado a seis kilómetros de la finca.