Autoridades en Neiva intentan recuperar el Río Oro, contaminado por basuras

Durante esta última semana de agosto, la Policía de medio ambiente, Ciudad Limpia y la Alcaldía de Neiva, gestionan labores de limpieza en este afluente hídrico.

Tomada de diariodelhuila.com

Los organismos de limpieza de Neiva, Huila, adelantan esta semana jornadas de recuperación del costado izquierdo del río Oro, el cual atraviesa la ciudad, según informó el Diario del Huila.

El río se encuentra bastante contaminado con escombros, llantas y basuras, entre otros desechos.

José González, jefe de operaciones de Ciudad Limpia, señaló que “la idea es evacuar todo tipo de residuos y escombros, tratar de limpiar la ladera del río al máximo y hacer un cerramiento” para así evitar que la comunidad siga contaminando el afluente.

González añadió que “lo que más abundan son escombros, adicional a eso en la parte baja tenemos mucho residuo de llantas quemadas, desechables, todo tipo de residuos hay ahí”, por lo cual consideraron necesario realizar un encerramiento “en postes de cemento y alambre de púa para evitar que la gente ingrese con residuos para arrojar en este punto de la ciudad”.

El funcionario además indicó que la Hostería Matamundo, se unió a la iniciativa y plantó vegetación en los alrededores del río, con el fin de cambiarle la cara a uno de los puntos de acceso a la ciudad.

Mauricio Sotelo, jefe de policía ambiental y ecológica de la Metropolitana, de Neiva comentó que “estarán atentos para ejercer un control efectivo en la zona para que no sigan arrojando residuos sólidos en el sector” por lo cual se están adelantando campañas de “comparendo ambiental con el fin de socializar y darle a entender a la comunidad en general que este sector no es para el arrojo de escombros para lograr proteger la orilla del río”.

Sin embargo, la comunidad debe comprometerse a no arrojar más residuos en los alrededores del río Oro, y utilizar el servicio de aseo que presta la empresa de Neiva, Ciudad Limpia.

“Lo que más recomendamos a los usuarios es no entregar los escombros a los indigentes o a quienes manejan vehículos de tracción animal porque son ellos los que vienen y arrojan aquí a este punto”, explicó Sotelo.