Ayuno extendido en Sabanalarga está bajo la lupa de las autoridades

Noticias destacadas de Nacional

En el corregimiento Isabel López, zona rural de Sabanalarga, hay 12 adultos y ocho menores de edad en ayuno esperando la supuesta llegada de Jesús este 28 de enero. Las autoridades investigan si hay otras sedes de la congregación realizando la misma actividad.

Un pastor que se comunica de forma virtual con los seguidores de su iglesia dirige un ayuno extendido en el corregimiento Isabel López, corregimiento de Sabanalarga, Atlántico. En el rito participan 20 personas, de las cuales ocho son menores de edad, según informó la alcaldía del municipio. Las autoridades del departamento verifican la existencia de otras sedes de la congregación realizando la misma práctica en Barranquilla.

Se trata de un culto cristiano evangélico que espera la resurrección de los muertos, y con eso la supuesta llegada de Jesucristo, este 28 de enero. La preocupación de las autoridades y de los habitantes del Sabanalarga, quienes dieron aviso del evento, son los niños que están dentro de la edificación en donde se realiza el ayuno. Hugo Molano, comandante de la Policía en Atlántico, indicó que los “menores de edad fueron hallados en buenas condiciones físicas y psicológicas”.

También le puede interesar: Inseguridad en Barranquilla preocupa a los comerciantes

Las autoridades locales investigan la existencia de otras sedes de la congregación donde se estarían realizando ayunos de preparación para la supuesta llegada de Jesús el próximo 28 de enero. “Otra iglesia que se encuentra en Barranquilla en el barrio Ciudad Jardín y una finca que también sería un lugar de encuentro para esta venida del mesías. Estamos muy pendientes de eso”, dijo Benjamín Collante, director seccional del ICBF en el Atlántico.

Desde el 25 de enero, cuando se conoció lo sucedido, la Secretaría del Interior, la Comisaría de Familia, la Policía y el Comité de Mitigación Riesgo COVID-19 de Sabanalarga han hecho presencia en el lugar para verificar que no se estén vulnerando los derechos de los niños. El alcalde de Sabanalarga, Jorge Manotas, ordenó a la Policía de Infancia y Adolescencia hacer patrullaje constante en el lugar, igual que al Comité de Mitigación Riesgo COVID-19.

Los familiares de estas personas aseguran que no tienen comunicación con ellos. También indicaron que estas personas vendieron sus propiedades y renunciaron a sus trabajos antes del ayuno, ya que con la llegada de Jesucristo no necesitarían dinero para vivir.

También le puede interesar: Cali tendrá tres días de duelo por la muerte del ministro Carlos Holmes Trujillo

Comparte en redes: