Barranquilla y el plan para recuperarla de la pandemia

Noticias destacadas de Nacional

El COVID-19 produjo la pérdida de 150.000 empleos en la ciudad. El alcalde Jaime Pumarejo busca impulsar 13 proyectos claves para la reactivación, pero desde la oposición dicen que el mandatario no ha tenido en cuenta la capacidad de endeudamiento del distrito.

Restaurantes, hoteles, transporte público, terminales aéreas y terrestres son algunas de las fuentes de economía que se reactivaron en Barranquilla, luego de que la ciudad superara el primer pico de contagios por COVID-19. Sin embargo, la emergencia sanitaria dejó 150.000 empleos perdidos en la capital del Atlántico. Por esa razón, Barranquilla le apuesta a la recuperación económica pospandemia con una inversión de $5,1 billones.

La estrategia está enfocada en fortalecer sectores como medio ambiente, educación, salud, servicios públicos, transporte y cultura. Uno de los proyectos que se pondrá en marcha para reactivar la economía en la capital del Atlántico es “Barranquilla Responde”.

“Estamos trabajando para recuperar aquellos sectores que han sido golpeados por los efectos del COVID-19, como turismo, entretenimiento, recreación y gastronomía. Con este plan se entregarán créditos por $10.000 millones a esos sectores, y con ese monto se completarán $60.000 millones a empresas micro, pequeñas y medianas durante toda la emergencia”, explicó Jaime Pumarejo, alcalde de Barranquilla.

También le puede interesar: Las 50 mujeres más poderosas de Colombia según Forbes

Para este año esperan invertir $1,8 billones y $3,3 billones durante el 2021. El alcalde Pumarejo espera que el Gobierno nacional le ayude a financiar, por lo menos, trece proyectos. “Barranquilla está gestionando la cofinanciación de estos planes, lo que suma más de $4 billones. Estos incluyen la zona portuaria marítima, la recuperación integral de ronda de caños, arroyos y cuerpos de agua, nuevas alternativas de transporte y la fase III de Transmetro; así como el tren del Caribe, la construcción del colector de alcantarillado en la zona occidental y la recuperación integral de la ciénaga de Mallorquín”, detalló Pumarejo.

El plan de recuperación tiene como objetivo que la economía crezca un 8 %. Los proyectos fueron aprobados por el Concejo distrital en el Plan de Desarrollo 2020-2023. “Me parece que esta ambiciosa estrategia de reactivación económica es importante, pero ha hecho falta algo. Necesitamos anuncios enfocados en inversiones de salud, que es lo que hoy estamos anhelando. Por ejemplo, no escuché al alcalde mencionar cuánto se destinará a un fondo común para la compra o adquisición de la vacuna contra el COVID-19, para entregarla a la población más vulnerable de Barranquilla”, dice Andrés Rengifo, concejal del partido Alianza Verde.

También le puede interesar: Inflación mensual en Colombia cayó: fue de -0,01 % en agosto de 2020

Otra de las grandes apuestas del distrito es la recuperación integral de la Ciénaga de Mallorquín, como respuesta al cambio climático y a la necesidad de impulsar el turismo para generar oportunidades de ingresos a la población asentada en su zona de influencia. La inversión estimada es de $281.000 millones. “Queremos que no se quede solo en una inversión grande hacia el comercio y el turismo, sino que antes de recibir esa inyección tenga que pasar por la recuperación de todas las aguas que hoy están contaminadas y perdidas desde hace más de veinte años”, señala Rengifo.

La estrategia se desarrollará en 980 hectáreas que abarcan toda la ciénaga, una parte del tajamar occidental, la playa de Puerto Mocho, el corregimiento La Playa y el barrio Las Flores. “La recuperación de la ciénaga beneficiará de manera directa a más de 20.000 habitantes del barrio Las Flores y del corregimiento La Playa. Incluye soluciones biológicas para el mejoramiento de la calidad de las aguas mediante procesos técnicos que permitirán mantenerlas aptas para el contacto primario, lo mismo que la recuperación y protección del ecosistema de manglar, el control de la erosión costera, y la retención de sedimentos y nutrientes”, cuenta el alcalde de Barranquilla.

La definición del Plan de Desarrollo de Barranquilla contó con más de sesenta mesas de participación y más de 5.000 personas que de manera presencial y virtual aportaron ideas para la ciudad. Alirio Páez, por ejemplo, representó en varias mesas de trabajo a la localidad metropolitana, de donde es edil. Uno de los proyectos que más resalta es “Barrios a la Obra”, pues beneficiará a 25 vecindarios de su localidad. “La nueva fase de ese proyecto va a permitir que se pavimenten más de 680 vías en Barranquilla. Esas obras permitirán mejorar el acceso de la ciudadanía y la calidad de vida”, asegura Páez. Para ese proyecto, el distrito espera invertir $120.000 millones.

Rengifo cree que estas inversiones son necesarias para reactivar económicamente a la ciudad, pero le preocupa el endeudamiento, ya que algunos proyectos se ejecutan con préstamos: “A día de hoy Barranquilla tiene una deuda de $1,4 billones, sin incluir vigencias futuras ordinarias y excepcionales, las cuales ascienden a más de $3 billones hasta el 2035; tampoco las deudas con proveedores y contratistas ni todos los pasivos contingentes, que nunca se tienen en cuenta para calcular la capacidad de endeudamiento, al igual que las vigencias futuras, porque estas no se consideran deudas financieras, pero hay que pagarlas”.

Comparte en redes: