Barrio Nelson Mandela, feudo de desplazados en Cartagena, estrena alcantarillado

Familias que huían de la violencia desde distintas regiones del país empezaron a ocupar en 1994 estos terrenos baldíos de las afueras de La Heróica.

Archivo

 Los habitantes de Nelson Mandela, el empobrecido barrio de Cartagena de Indias que hace 20 años fundaron desplazados del conflicto armado colombiano, estrenaron alcantarillado, un hito que ha hecho posible la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid).

Familias que huían de la violencia desde distintas regiones del país empezaron a ocupar en 1994 terrenos baldíos de las afueras de Cartagena que bautizaron con el nombre de Nelson Mandela, en honor al defensor sudafricano de los derechos civiles.

Hoy es un barrio de casi 40.000 habitantes, de los cuales más del 70 % son desplazados forzosos; un barrio que ha sobrevivido a la pobreza, el hambre, la violencia y las secuelas de la guerra.

Han pasado 20 años para que sus pobladores lograran lo que creen es un derecho que debían haber tenido siempre: el alcantarillado que les aleja de enfermedades y condiciones indignas de vida.

Y esto ha ocurrido a pocos kilómetros del centro histórico de la caribeña y turística Cartagena de Indias, centro de diversión de turistas y colombianos adinerados, repleto de monumentos, hoteles y apartamentos de lujo, restaurantes y discotecas de moda.

Armando Tavera, líder comunal de Nelson Mandela, recuerda que en 1994 llegaron 30 familias a este lugar, hoy repleto de casas de madera con techos de uralita, cartones y materiales innobles, pero ya con servicios higiénicos.

"El alcantarillado es un ambicioso proyecto que nos cambia la vida", confesó un emocionado Tavera al secretario de Estado español de Cooperación Internacional, Jesús Gracia, quien se ha trasladado hasta el lugar para hacer entrega de uno de los programas estrella de la Aecid en Colombia.

Gracia dijo a los pobladores que ahora tienen "la responsabilidad de cuidar un legado para la comunidad".

Y el ministro colombiano de Vivienda, Luis Felipe Henao, reconoció que se ha "tendido un puente de oportunidades" porque sólo mediante políticas contra la pobreza y la exclusión "se construye paz dentro de los hogares", para enfatizar que "el agua también trae paz".

Razones tiene para hacer esa afirmación ya que los de Nelson Mandela no sólo han sobrevivido sin alcantarillado 20 años, lo han hecho también sin empleo, educación, servicios de salud y con mucha violencia ante la ausencia de una simple estación de policía.

"Uno vive con ese miedo", afirmó a Efe Ricardo Bonilla, de 65 años y quien llegó a Nelson Mandela en 1997 desde la lejana región del Chocó, sobre el Pacífico y fronteriza con Panamá, tras ser amenazado por la guerrilla y ver cómo asesinaban a su hijo.

Su largo peregrinaje le ha permitido ver crecer a otros diez hijos, pero no se ha librado del temor a los grupos armados, los que dice abundan en Nelson Mandela.

Wilson, un joven que prefirió no dar su apellido, también relató a Efe que las pandillas "amenazan y extorsionan", y que allí apenas llega transporte ya que las vías son grandes barrizales cuando llueve y donde los vehículos quedan varados, lo que convierte a Nelson Mandela en un paraíso incomunicado para los criminales.

La Aecid se puso a la tarea de dotar de alcantarillado a este barrio en 2009 después de que el Gobierno español aprobara el Fondo de Cooperación para el Agua y el Saneamiento, al que destinó unos mil millones de dólares para proyectos en toda América Latina.

Al cartagenero se han destinado 12.300 millones de pesos (unos 6,15 millones de dólares), de los cuales la mitad los ha aportado la Aecid y el resto otros entes como la Alcaldía de la ciudad.

Y las obras han sido ejecutadas por Aguas de Cartagena, empresa que está participada en casi un 50 % por la española Aguas de Barcelona.

Este fondo es el principal instrumento de cooperación del Gobierno español con Colombia, país al que ha otorgado 61,8 millones de euros desde 2009 para siete programas de saneamiento.

Con el proyecto de Nelson Mandela cerrado, la Aecid se dispone ahora a entregar obras terminadas a las comunidades indígenas de la Sierra de Santa Marta, también en el Caribe, así como a iniciar otro programa muy ambicioso en el deprimido y violento Chocó.

523521

2014-10-22T09:12:29-05:00

article

2014-10-22T09:15:00-05:00

none

Esther Rebollo - EFE

Nacional

Barrio Nelson Mandela, feudo de desplazados en Cartagena, estrena alcantarillado

80

4446

4526

Temas relacionados