Defensoría pone bajo lupa a la IPS Esco de Cartagena

Por denuncias de maltrato a menores que sufren de problemas cognitivos, la entidad pidió a las autoridades de la ciudad verificar las condiciones del servicio.

/ Defensoría del Pueblo

Debido a las denuncias contra la IPS Esco que hizo uno de los padres de los niños, la Defensoría solicitó la intervención de la Secretaría Distrital de Salud y el Instituto de Bienestar Familiar (ICBF), para que verifiquen las condiciones de los menores y los protocolos médicos. 

Varios de los padres han expresado la angustia por las presuntas situaciones de maltrato y agresión en contra de sus hijos, las cuales se vienen registrando en la IPS Esco Ltda de Cartagena.

La entidad conoció el caso de un niño de 11 años diagnosticado con autismo, que fue retirado de la institución porque en varias ocasiones le fueron vulnerados sus derechos, así lo denunció la madre del menor. 

Por su parte, un psicólogo que trabajó en dicha entidad confirmó la situación de maltrato denunciado por las familias, además dio a conocer a la Defensoría del Pueblo unas grabaciones con las que alerto sobre el trato inadecuado que reciben estos pacientes.

Esco había sido cerrada en febrero por las denuncias, por lo que el organismo de control exigió una explicación de parte de las autoridades distritales acerca de la reanudación de las actividades de dicha entidad.

Además,  le comunicó a la Fiscalía General de la Nación el caso.