Periodista recibe amenazas de desconocidos en Cartagena

Juan Diego Perdomo fue intimidado en la mañana del pasado 17 de noviembre con un mensaje amenzante. El caso está en manos de la Fiscalía y la FLIP. A su vez, el alcalde de Cartagena rechazó el acto que trata de silenciar al comunicador.

El 17 de noviembre pasado comenzó con una amenaza para el periodista y columnista Juan Diego Perdomo. Desconocidos en la heorica le hicieron llegar un mensaje intimidante, una sugerencia de silencio: “En el Cesar no gustamos de soluciones serias. ¡Cállate, criticón hputa”, impreso en una hoja, acompañado de la imagen de un ángel de la muerte tocando una flauta.

Perdomo tiene 33 años y su empleo actual es como asesor de comunicaciones de Bellas Artes, sin embargo, escribe columnas de opinión y artículos periodísticos en portales como la revista digital Metro, en Cartagena; Al Día, de Barranquilla; y en un blog de El Espectador.

El mensaje motivó a que, el pasado 21 de noviembre, el periodista estuviera en la Fiscalía en Cartagena durante ocho horas para interponer la denuncia por las amenazas que recibió en contra de su vida, que terminó con una solicitud de medida de protección a la Policía Nacional por parte del ente acusador.

¿En qué andaba el comunicador? Aunque el afectado no sindicó a ninguna persona específicamente, las conjeturas que se han armado en Cartagena giran alrededor de que la intimidación pueda venir de personas cercanas a la administración local, frente a la que Perdomo ha mantenido una posición crítica frente a varios temas como seguridad, entre otros.

Tampoco es desconocido en los círculos políticos y de comunicadores de Cartagena que de Perdomo no gustan en el gobierno de Manuel Duque por sus opiniones contrarias sobre su gestión, bastante polémicas en redes sociales.

Esa misma oposición le empezó a cerrar las puertas cuando tenía un contrato de asesoría en temas de comunicación en  la Corporación Turismo Cartagena de Indias. Según conoció El Espectador, desde la entidad le informaron que altos mandos de la Alcaldía habían pedido la terminación del contrato porque, según ellos, Perdomo era uno de líderes afines al excandidato Andrés Betancourt, y estaba detrás del proceso de revocatoria contra Duque.

El episodio quedó plasmado en una comunicación que el columnista le envió al alcalde, y que fue radicada en la Alcaldía. “Debo aclararle que NO estoy liderando un ‘movimiento revocatorio’ junto al excandidato a la alcaldía Andrés Betancourt ni estoy detrás de la fan page ‘Manolo no va’ (…) Botarme sin dar la oportunidad de defenderme es ruin ¿Dónde están las pruebas?”, señala la carta que, entre otras cosas, nunca tuvo una respuesta.

Un hecho más reciente en el que el periodista tuvo participación fue en la divulgación de una denuncia realizada por el abogado Neil Fortich, que señalaba irregularidades en la selección de los beneficiados del programa “Casa pa’ mi gente”, en cabeza del Fondo de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana (Corvivienda), como que uno de los seleccionados hubiese sido el mismo jefe de prensa de la entidad. (Lea: Denuncian irregularidades en programa de vivienda en Cartagena)

Frente a la denuncia, William García Tirado, gerente de Corvivienda, señaló que no había una claridad sobre los tipos de vivienda ni de subsidios que se estaban entregando y que el jefe de prensa de esa entidad no contaba con el subsidio actualmente porque, aunque había quedado seleccionado con el sorteo, no cumplía con los demás requisitos.

No se sabe el origen de las amenazas

En Cartagena, funcionarios y detractores de la Alcaldía se tienen como amigos en Facebook y otras redes sociales, pero se insultan sin tapujos y tanto pasados, como contratos y andanzas, salen como trapos sucios a la cara en cada comentario.

Es así como con la palabra ‘Cesar’, que aparece en la amenaza que recibió el periodista, se han hecho fáciles conjeturas por las relaciones que podría tener la administración de Cartagena con los grupos políticos de ese departamento.

Un informe de La Silla Vacía, publicado el 30 de junio de 2015, señala: “A José Julián se le ve como la bisagra de la campaña de Manolo con los poderosos clanes García y los Gnecco del Cesar. Y aunque Manolo niega que estos grupos estén respaldándolo, hay vasos comunicantes innegables. Su hermano de crianza es el asesor jurídico del gobernador del Cesar Luis Monsalvo Gnecco y tan cercano es a esa familia que en las legislativas pasadas ayudó al hoy senador José Alfredo Gnecco, primo del gobernador, en su campaña en Bolívar”. De José Julián Vásquez, hermano de crianza del alcalde Manuel Duque, se dice que es quien realmente está detrás del poder de la Alcaldía de Cartagena.

Sin embargo, será la Fiscalía la encargada de determinar la procedencia de la amenaza contra el periodista y si tiene relación o no con personas cercanas a la administración local, una nueva amenaza a la libertad de prensa de la que también está al tanto la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP).

Por el momento, el alcalde de Cartagena, quien antes de llegar al poder en la heroica era un reconocido periodista deportivo, rechazó en dos trinos, publicados en su cuenta de Twitter, las amenazas en contra de Perdomo y pidió a los organismos judiciales que investiguen hasta encontrar a los autores.  “Nada justifica un acto de esta naturaleza para acallar a un periodista”, dijo Duque. 

Temas relacionados

 

últimas noticias