Se prohíbe el parrillero de moto en el norte de Cartagena

La medida se adoptó tras un consejo extraordinario de seguridad convocado por los hechos violentos sucedidos este domingo.

Archivo. Foto ilustrativa.

La ola de inseguridad que afecta a Cartagena por estos días motivó que el alcalde Manuel Vicente Duque tomara la decisión de prohibir al parrillero de moto en Bocagrande, Castillogrande, Crespo, El Laguito, Manga y Pie de la Popa, barrios del norte de la ciudad.

“He ordenado a la Policía salir a la calle, que se sienta su presencia en Cartagena. Estamos comprometidos en la seguridad de la gente”, dijo Duque a través de su cuenta en Twitter, y agregó que en los barrios en los que no haya la prohibición habrá “controles de seguridad y operativos constantes”.

La decisión se tomó luego de un consejo extraordinario de seguridad sostenido tras los hechos violentos que se presentaron en la heroica durante el domingo. En uno de ellos, tras resistirse a un atraco, murió Napoleón Perea Fernández, hijo del desaparecido periodista Napoleón Perea Castro.

Este hecho ocurrió en el barrio Pie de la Popa en la tarde del domingo. Según testigos, Perea no accedió a entregar su celular y el delincuente le propinó un disparo en la cabeza. Por este asesinato, Duque anunció la recompensa de $20 millones por información que permita dar con el paradero de los delincuentes.

Por otra parte, en la noche de ayer se presentó un atraco armado al controvertido empresario Alfonso ‘el Turco’ Hilsaca en un restaurante de Bocagrande. En diferentes audios que fueron difundidas por Whatsapp se escuchaban los momentos de pánico que vivieron varias de las personas que se encontraba en el lugar al momento del hecho. (Lea: Atraco a mano armada al ‘Turco’ Hilsaca en restaurante de Cartagena)

Estos sucesos recientes se suman a dos balaceras ocurridas en la última semana. El primero ocurrió el 14 de septiembre, cuando hombres vestidos con uniformes del Inpec se enfrentaron a tiros con la Policía a las afueras del edificio Galeón Azul, a la entrada de Bocagrande. Al parecer, los sujetos iban a atentar contra la vida de alias Pichi, miembro del Clan del Golfo, quien había sido capturado en Medellín siete meses antes y pagaba casa por cárcel en un apartamento del edificio. (Lea: Conmoción por tiroteo en edificio de zona turística en Cartagena)

El otro cruce de balas ocurrió al mediodía del pasado sábado en la avenida del Lago, en inmediaciones del mercado público y el centro comercial Caribe Plaza, cuando dos hombres armados se acercaron a un vehículo para robar una cadena de oro. Los delincuentes fueron capturados.

Las afectaciones a la seguridad de Cartagena toman mayor relevancia debido a que será la sede de la firma del acuerdo final logrando en La Habana entre el gobierno nacional y las Farc, un evento previsto para el próximo 26 de septiembre, al que asistirán numerosos mandatarios del mundo.

No obstante, Duque considera que la ciudad está preparada en materia de seguridad y que la ciudad cuenta con “la capacidad para responder de forma inmediata a cualquier hecho” que la pueda afectar. “Este hecho para nada perjudica la escogencia de Cartagena como sede de la firma de la paz”, trinó Duque en referencia a la balacera del 14 de septiembre.

Temas relacionados