Seguridad ciudadana y protección costera, urgencias para alcalde (e) de Cartagena

Sergio Londoño Zurek, alcalde designado por el presidente Santos en la heroica, también habla del plan que se diseña para controlar las construcciones ilegales y responde a quienes lo relacionan con clanes políticos que controlan el poder en Cartagena. 

Sergio Londoño Zurek, alcalde encargado de Cartagena. Cortesía Agencia Presidencial de Cooperación.

Luego de que la Procuraduría General suspendiera al alcalde de Cartagena, Manuel Vicente Duque, el presidente Juan Manuel Santos encargó en su lugar a Sergio Londoño Zurek, director de la Agencia Presidencial de Cooperación. 

Con 31 años, Londoño, también cartagenero, asume las riendas de una de las ciudades más complejas del país, golpeada recientemente por la muerte de 21 personas en el derrumbe de un edificio en el barrio Blas de Lezo, causado por una serie de irregularidades que son investigadas por los entes de control. 

Habla de sus prioridades durante su encargo, el plan que se diseña para controlar las construcciones ilegales y responde a quienes lo relacionan con clanes políticos que controlan el poder en Cartagena. 

¿Cuál fue la instrucción precisa del presidente Santos para el encargo?

La instrucción es mantener la institucionalidad en la ciudad, garantizar que este tiempo sea lo menos disruptivo para el funcionamiento de Cartagena y, además, continuar con las obras que se venían realizando, con los macroproyectos de ciudad con los que el Gobierno Nacional tiene un compromiso. también hacer una evaluación y entender un poco las necesidades sociales de la ciudad para que no se nos quede por fuera lo que tanto reclaman los ciudadanos. 

Específicamente, ¿cuáles son los temas más urgentes en la agenda?

Primero, el estado de los proyectos de protección costera y de drenaje pluvial. En segundo lugar, la visita del Papa Francisco a Cartagena, que es un compromiso con el Gobierno y el país y hay que garantizar que esa visita salga bien. 

Hay situaciones en la ciudad que demandan urgencia, como las reubicaciones en el cerro de la Popa y los procesos con hospitales que hay que atender ya. También vamos a darle relevancia a la seguridad ciudadana, a los problemas graves de pandillismo, microtráfico y riñas, tanto en la parte insular como en el resto de la ciudad. Sobre eso, estamos diseñando un plan con el comandante de la Policía de Cartagena y el vicepresidente Óscar Naranjo para que los ciudadanos sientan mayores niveles de seguridad y puedan vivir más tranquilos. 

Respecto del tema de las construcciones ilegales, ¿habrá cambios en Planeación y Control Urbano?

El Planeación ya hubo cambios que dejó el alcalde Manolo. En Control Urbano, estamos determinando un plan de acción para las construcciones ilegales que ya se vienen gestando y hay muchas propuestas sobre la mesa, en la que se destacan las brigadas de control que se harían junto a los inspectores de Policía. Estamos atendiendo los requerimiento para que sea un proceso exitoso. 

¿Cómo se pueden acelerar las investigaciones por el derrumbe del edificio en Blas de Lezo?

Estamos haciendo las gestiones con los entes de control para adelantar los procesos y sean los más breve posibles. Con las entidades del distrito, vamos a llegar a las construcciones y ponerle un alto a esta forma de corrupción. 

¿Se prevén cambios en otras dependencias?

Hasta el momento, no. El mensaje es de tranquilidad e institucionalidad, tenemos que mantener la calma al respeto. Este es un encargo, la situación del alcalde Manolo está por definirse y creo que debemos enviar un mensaje de unidad para que los ciudadanos estén tranquilos. 

¿Hubo reuniones anteriores al encargo con el alcalde Manolo?

Desde que estaba en la Presidencia había una relación fluida con la Alcaldía. El alcalde siempre estuvo pendiente de lo que se puediese hacer desde el Gobierno Nacional y cada vez que tuve la oportunidad de hablar con él sobre temas importantes de Cartagena, lo hice. Sin embargo, el alcalde Duque ha sido muy respetuoso del encargo. Es lo que más le conviene a Cartagena. 

Se dice que está muy preparado, pero que tiene poca experiencia en ejecución...

Hay críticas, pero hay tranquilidad. Eso me lo han expresado y son mensajes que agradezco mucho. Las críticas con normales y cada cambio tiene sus dificultades, pero vamos a demostrar que somos buenos con entusiasmo y atendiendo las necesidades de la ciudadanía. 

Vamos a atender a los más vulnerables y a garantizar que la administración pueda resolver algunos de los problemas que los afectan. No se puede hacer todo, pero vamos a trabajar para hacer lo mayor posible durante los días en los que vamos a estar. 

Por su aspiración a la Cámara por el Partido de la U lo relacionan con la casa García. ¿Cuál es la realidad?

Yo llegué al Partido de la U a través del programa 'Postúlate', una iniciativa para que los ciudadanos que querían en estar en el ejercicio de la política se vincularan al partido, pero no tengo padrinazgo político ni deudas políticas, no hago parte de ninguna casa política, mi familia no es política. 

Estoy aquí porque he trabajado duro durante muchos años, porque creo en la ciudad y creo que si no tomamos las decisiones más importantes de la sociedad, vienen otros a tomarlas por nosotros. Creo que hay que dignificar el ejercicio de la política. Estoy aquí por una designación presidencial. 

El jueves, Manolo Duque estuvo en un evento de alcaldes en Valledupar, a pesar de que no está en el ejercicio de sus funciones. ¿Qué opina sobre eso?

Esa pregunta es para el alcalde Monolo Duque. (Lea: ¿Qué hacía Manolo Duque en un encuentro de alcaldes en Valledupar?)