Turistas denunciaron ser detenidos y robados en zona insular de Cartagena

Mientras se encontraban en la ciénaga del Cholón, un grupo de jóvenes fue retenido, amenazado y luego despojado de sus pertenencias por varios hombres que tenían un revólver.

Barú es una de las zonas insulares donde, según las autoridades, también ocurren este tipo de hechos. / Foto: Corporación Turismo Cartagena de Indias
Un grupo de turistas aseguraron que, mientras se encontraban en la ciénaga Cholón, zona insular de Cartagena, fueron detenidos, amenazados y robados por los dueños de unas motocicletas acuáticas con quienes chocaron. Quien denunció el hecho fue el teniente de navío Axel Rhenals Turriago, pues una de las turistas es su hija.
 
Según Rhenals, alrededor de las 11 de la mañana de este jueves, su hija y sus amigos salieron rumbo al Cholón. Allí alquilaron dos motos acuáticas. Pero mientras las manejaban, chocaron con otro de estos vehículos que circulan en el sector. Los propietarios, entonces, se acercaron donde ellos y les exigieron que pagaran inmediatamente dos millones de pesos para cubrir los daños, a lo que se negaron.
 
Fue en ese momento que un grupo de cinco hombres se les acercaron a insultarlos y amenazarlos. La hija del teniente Rhenals alcanzó a hablar con su padre y le contó lo que estaba sucediendo. Pero mientras Rhenals se comunicaba con los guardacostas para que auxiliaran a su hija y sus amigos, uno de los dueños de la motocicleta sacó un revólver y disparó varias veces al aire.
 
El hombre armado le apuntó a los jóvenes y les exigió que le entregaran todas sus pertenencias. Los atracadores se fueron en las motos acuáticas, después de quitarles al grupo de turistas dos bolsos y varios celulares.
 
En la noche del jueves a Rhenals le informaron que los objetos fueron recuperados, por lo que se dirigió a la estación de Policía de la zona. Allí se encontró con un hombre que, aunque no estuvo involucrado en el incidente, se identificó como dueño de las motos y le pidió que le pagara los daños. Intercambiaron datos y fijaron una reunión.
 
Rhenals denunció que, aunque recuperó parte de los objetos, sí se perdieron $900.000 junto con un anillo con oro y diamantes incrustados. Como se encontró con esta situación, cuando el dueño de los vehículos llamó para cobrarle los daños, Rhenals le contestó que él no pondría denuncia por el delito, si se olvidaba de los daños. Pero a los minutos de esa llamada, otro hombre llamó a insultarlo.
 
Ante esta situación, el capitán de fragata de la Armada Nacional, Jorge Enrique Herrera, le aconsejó que impusiera la denuncia por secuestro simple, intento de homicidio, robo y amenaza. Herrera también aseguró al periódico El Universal que estos casos son comunes en Cholón, Barú y Playa Blanca y que suelen ser perpetrados por miembros de la misma comunidad.
 
Temas relacionados

 

últimas noticias