Gobernador de Boyacá y 26 alcaldes amenazan con ir a huelga de hambre

¿La razón? Los mandatarios denuncian el incumplimiento de un contrato que tenía como finalidad la construcción de más de 20 colegios en la región. Temen que estos centros se conviertan en elefantes blancos.

Los municipios implicados son: Sotaquirá, Paipa, Santa Rosa de Viterbo, Sutamarchán, Ráquira, Moniquirá, Arcabuco, Nuevo Colón, Turmeque, Maripí, Chiquinquirá, Chitaraque, Chiscas, Boavita, Panqueba, San Luis de Gaceno, Garagoa, Pesca, Ciénega, Cubará, Tuta, Ventaquemada y Úmbita.Archivo El Espectador

El gobernador de Boyacá, Carlos Amaya, advirtió que, junto a otros 26 alcaldes del departamento, iniciarán una huelga de hambre en caso de que el contratista Germán Mora, cuestionado por incumplimientos e irregularidades en proyectos de vivienda, no cumpla con la entrega de 26 colegios de la región.

El gobernador Amaya ha pedido al Ministerio de Educación el cambio de contratista para iniciar las obras, pues los niños son los principales afectados. No obstante, al no obtener respuesta pronta por parte de la entidad aseguró que, para acelerar un nuevo proceso de adjudicación, les dará hasta el próximo 31 de enero para que cambien de contratista y reinicien las obras, de lo contrario, empezará la huelga de hambre.

“Varias veces me he reunido con la ministra (de Educación) y el gerente del Fondo de Financiamiento de Infraestructura Educativa y se determinó que los contratos suscritos con el contratista Germán Mora se van a ceder y el último plazo que les puse fue este 31 de enero”, afirmó el gobernador.

El mandatario agregó que la huelga empezaría en la Plaza de Bolívar de Bogotá así tendría más visibilidad nacional, pues están cansados de que el contratista les tome el pelo e incumpla con las obras. “Esperamos que el señor Germán Mora reconozca y entienda que en Boyacá la educación la tomamos muy en serio”, indicó el gobernador.

(Puede leer: Gobernador de Boyacá convoca a cumbre regional tras atentados en zona del Sarare)

Cabe recordar que esta problemática empezó cuando el departamento firmó un convenio que contemplaba la construcción de 25 colegios en 24 de los municipios de la región. Estos comprendían la elaboración de dos etapas, La primera era la fase de estudios y diseños. La segunda, la construcción de los planteles educativos.

De acuerdo con Carlos Amaya, habría una presunta negligencia por parte del consorcio UT MEN 016, cuyo representante legal es Germán Mora.  “Nuestros niños están estudiando en condiciones muy tristes, en pasillos, en salones improvisados, algunos a la intemperie, y no es justo que se le entreguen los dineros a un contratista, y este no aparezca con la misma, en este sentido, habría una presunta negligencia, y con esto, surge la duda de que, dentro de estas conductas, haya pie a una corrupción terrible en este caso”, agregó.

Por tal motivo, las autoridades locales piden que se cambie el contratista porque temen que estas instituciones educativas se conviertan en los nuevos elefantes blancos de la región.

(Lea también: Gobernador de Boyacá presenta acción popular para frenar el 'fracking' en su departamento)

 

últimas noticias