Se hallaron 300 especies de aves nativas y extranjeras en 25 municipios de Boyacá

Entre éstas se encuentran la Cotorrita Alipinta, de la que no se tenía registro desde hace 60 años en esta zona del país.

Rupicola peruaviana, ave nacional de Perú, que migra hasta el territorio boyacense para reproducirse y anidar.Cortesía

En el suroriente de Boyacá fueron identificadas más de 300 especies de aves entre nativas y extranjeras. Estos resultados son producto de los estudios realizados por la Corporación Autónoma Regional de Chivor (Corpochivor) a lo largo de 25 municipios del departamento, además se determinó que estas zonas son ideales para la reproducción y anidación.

La investigación comenzó desde el 2008 con el objetivo de identificar las aves que habitan los páramos de Mamapacha y Bijagual, Cristales Castillejo, de Rabanal, Cuchilla Negra, Gunáque y San Calletano. Durante el último monitoreo se encontró el ave Cotorrita Alipinta, que reside en las cordilleras central y oriental del país y también se localiza en el occidente de Ecuador y norte de Perú.

El biólogo Mauricio Otálora le dijo a El Espectador que “como dato curioso se redescubrió la especie Cotorrita Alipinta, de la que no se tenía un reporte desde hace 60 años y se puede ver en los municipio de Santa María, Macanal y Chivor. La presencia del ave es un indicador sobre la conservación de ecosistemas boscosos”.

La Cotorrita Alipinta es considerada una especie en alto riego, debido a la tala de árboles que se da en su hábitat principalmente por actividades como la ganadería y la agricultura. Igualmente está en peligro por el tráfico ilegal y la caza.

En la lista de las especies registradas figuran aves extranjeras como Patos Canadienses, Águilas y Halcones, las cuales recorren miles de kilómetros en busca de ecosistemas apropiados para reproducirse.

"En el Valle de Tensa viven apróximadamente 33 aves que se encuentran en un grado de peligro, de las que hay 21 ya confirmadas y documentadas", añadió Otálora.

Para conservar las especies, la autoridad ambiental ha creado proyectos en los que vincula a la comunidad, uno de ellos es la red de monitoreo municipal, que consiste en que los ciudadanos con equipos especializados entregados por la entidad hagan un rastreo periódico de las especies que habitan cerca de sus hogares con el objetivo de protegerlas y clasificarlas.

Otra acción es la compensación de recursos ambientales, que se trata de dar a la población incentivos para que conserven ciertas áreas que son estratégicas para los páramos. Además de la dictar charlas educativas sobre la importancia de estos ejemplares y de la conservación de los recursos naturales.

El director general de Corpochivor, Fabio Antonio Guerrero Amaya, comentó que “es fundamental salvaguardar la vida de estas especies, debido al desequilibrio potencial que se puede generar sino se protegen, ya que las malas prácticas ocasionan la desaparición de estos ejemplares repercuten en los efectos globales de cambio climático y de deforestación”.

Las aves cumplen un papel importante, debido a que son los principales actores que contribuyen a la regeneración de los ecosistemas. Los pájaros cuando depositan sus eses en los claros de los bosques, después de ingerir semillas o frutos, aportan al crecimiento de semillas que con el pasar del tiempo se convierten árboles o plantas. 

Temas relacionados

 

últimas noticias