'Buscamos cero explotación sexual'

El objetivo de Aníbal Gaviria es golpear con dureza las redes delincuenciales. Espera luz verde del ministro de Justicia, Yesid Reyes.

Para el alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria, no es suficiente el cierre temporal de los locales usados en este ilícito. / Luis Benavides

El alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria, tiene un reto entre ceja y ceja: eliminar la explotación sexual de menores de edad en la ciudad. Para lograrlo, como lo informó El Espectador el 22 de octubre, buscará aplicar la extinción de dominio a los bienes que estén involucrados en este delito, una propuesta que de inmediato fue respaldada por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF). Se trata de una lucha sin cuartel que busca castigar con severidad a los delincuentes, salvar a la juventud de las garras de estas redes (2.135 niños, niñas y adolescentes fueron rescatados en Colombia entre 2011 y 2013, según el ICBF) y darle un mensaje de tranquilidad a la sociedad.

“Estamos evaluando las fórmulas para, con base en la ley, avanzar a esa extinción de dominio y debemos motivar a la Fiscalía para que vaya por esa ruta”, dice el mandatario, quien agrega que espera la luz verde del ministro de Justicia, Yesid Reyes, para avanzar en el tema.

La Ley 1708 de 2014, en su artículo 15 señala: “La extinción de dominio es una consecuencia patrimonial de actividades ilícitas o que deterioran gravemente la moral social, consistente en la declaratoria de titularidad a favor del Estado de los bienes a que se refiere esta ley, por sentencia, sin contraprestación ni compensación de naturaleza alguna para el afectado”. Queda claro que el instrumento existe, pero hasta ahora sólo se ha aplicado en temas relacionados con el narcotráfico.

¿Por qué la propuesta de extinción de dominio para los bienes que promuevan la explotación sexual?

Una de las inquietudes que la ciudadanía tiene en cuanto a las acciones que desarrollamos contra la explotación sexual de menores es cuánto tiempo van a permanecer esos establecimientos cerrados. Y esas inquietudes son válidas porque no saben lo que podemos hacer con base en la normatividad, pero cuando el lugar vuelve abrir, el ciudadano pierde confianza.

¿Qué se pretende entonces?

Queremos que la acción sea contundente, que les mostremos a los dueños de los establecimientos, a los responsables, a los administradores que están incurriendo en el favorecimiento de este delito, que les va a caer la mano, pero no por cinco días o un par de meses, como ocurre ahora con sellamientos por incumplimientos, sino de manera contundente.

¿Cuándo comenzaron a analizar que era posible esta alternativa?

Creamos hace poco el comité de trabajo permanente para atacar el delito de explotación sexual de niños, niñas y adolecentes, donde intervienen el ICBF y la Fiscalía, y desde allí estamos evaluando las fórmulas para, con base en la ley, avanzar a esa extinción de dominio, y debemos motivar a la Fiscalía para que vaya por esa ruta.

¿Ya se ha contactado con el Gobierno Nacional para hablar de esta posibilidad?

Lo primero es que el ICBF ha sido receptivo y se ha interesado en que es una posibilidad que está en la ley y hay que hacerla operativa. Hoy, la normatividad nos da los elementos; lo que tenemos que hacer es articular la acción de las instituciones para poner en ejecución esa herramienta legal. En ese sentido he llamado al ministro de Justicia (Yesid Reyes) y estoy esperando su comunicación para avanzar . Siempre hemos tenido una fluida comunicación y con él esperamos armar un equipo con el ICBF y la Fiscalía, para ir incluyendo esta alternativa de extinción de dominio, ojalá la próxima semana, en nuevos operativos.

¿Su administración se la juega por liderar esta propuesta?

Absolutamente. Pero no sólo por esta propuesta de extinción de dominio, que, creo, es una punta de lanza, sino por el ataque frontal a la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes. Esta es una herramienta importante y vamos a buscar otras acciones, porque nuestro objetivo —y estoy seguro de que podemos lograrlo— es cero explotación sexual en Medellín, como ya lo hemos logrado en gran medida con la explotación en mendicidad de los niños y las niñas.

¿Esta extinción de dominio se puede aplicar también a los taxistas que se involucren en esta cadena de explotación sexual?

Estudiaremos las alternativas que nos da la ley. Eso está ligado al tema probatorio, pero vamos a trabajar en ello y que pueda aplicarse la ley en los casos a que haya lugar. Vale la pena aclarar que no queremos estigmatizar a los taxistas, ni a los hoteles o restaurantes; la mayoría trabajan honestamente. Lo que queremos es identificar a la minoría que incumple esta ley.

¿Qué hacer con esos locales o bienes que entren en extinción de dominio?

La ley hoy lo define. Lo que nosotros buscaríamos es que en buena medida los establecimientos que reúnan las características puedan enfocarse en actividades sociales relacionadas muy especialmente con la atención al habitante de calle, a las víctimas de explotación sexual y los temas relacionados con adicciones a drogas ilícitas; que en el futuro, porque esto lleva su proceso, se los entreguen a la Alcaldía y podamos convertirlos en casas de vida para atender y prevenir estos temas.

Tengo entendido que ustedes ya le hicieron esta propuesta al Gobierno Nacional, con los bienes donde funcionaban las ollas de vicio.

Vamos en esa dirección, teniendo en cuenta que algunos no reúnen las características, entonces podríamos demolerlos y convertirlos en parques. Es una especie de retribución a la sociedad por el delito o la actividad ilícita que se estaba desarrollando. Eso tiene todo el sentido.

¿Es una respuesta a quienes dicen que aquí se oculta esta realidad?

La estamos atacando y estamos avanzando; no hemos dicho que se haya acabado o que hemos acabado la tarea. La ONU dijo que se ha creado mito y exageración alrededor del tema y ha reconocido el trabajo que hace Medellín. Nosotros no estamos contentos con haber avanzado, queremos acabarlo del todo, y en eso coincidimos con muchos críticos.

524335

2014-10-26T21:00:00-05:00

article

2014-10-26T21:00:31-05:00

none

Maryluz Avendaño Arbeláez / Medellín

Nacional

'Buscamos cero explotación sexual'

35

6173

6208