Buscan declarar emergencia pública en Turbo por llegada de 4.000 migrantes

Los extranjeros, en su mayoría cubanos, tratan de cruzar la frontera con Panamá, en su intento por llegar a Estados Unidos.

AFP

Las autoridades migratorias se encuentran en alerta ante la llegada de cientos de migrantes al municipio de Turbo (Antioquia), buscando la forma de cruzar la frontera hacia Panamá, en su intento por llegar a Estados Unidos.

De acuerdo con cifras de Migración Colombia, entre principios de mayo y mediados de junio, 1.107 migrantes irregulares fueron detectados en Turbo y Capurganá, una playa próxima a Panamá. De estos, 50% son de Haití y 15% de Cuba. El resto, africanos (26%) y asiáticos (9%).

Sin embargo, el alcalde de Turbo, Alejandro Abuchar González, estima que unos cuatro mil cubanos se encuentran en el territorio municipal, de los cuales 1.300 permanecen en una bodega prestada por un particular y que sirve de albergue provisional mientras se define su situación migratoria y puedan hacer tránsito hacia Centroamérica.

Debido a este panorama, las autoridades locales estudian la posibilidad de declarar -en los próximos días- la emergencia pública para atender la grave situación que se presenta en ese puerto sobre el océano atlántico, donde permanecen varadas cerca de 900 familias luego de que -en los últimos meses- se incrementara la vigilancia fronteriza en Panamá, Costa Rica y Nicaragua.

“La verdad es que no hemos recibido ayuda del Gobierno Nacional y por ello estamos pensando en declarar la emergencia pública para que el gobierno disponga los recursos que se requieren para atender esta situación, porque siguen llegando a nuestra población, y entre los migrantes también están naciendo niños”, dijo el mandatario local.

El funcionario señaló que la intención de varios migrantes es adentrase, por trochas selváticas del llamado tapón del Darién para cruzar hacia Centroamérica, ya que “los isleños tienen libre tránsito en ese territorio y no se le puede impedir que prosigan su camino como lo hacen los haitianos o los africano, que son los migrantes más frecuentes en esa franja de la zona de Urabá”.

Por último, señaló que se espera la llegada de por lo menos tres mil personas más de la isla de Cuba con lo cual aumentarían las dificultades para la atención de esta población migrante.

Hace uno días, la canciller María Ángela Holguín señaló que esta es una situación humanitaria compleja y complicada, y explicó que la solicitud inicial era deportarlos a México, sin embargo, allá ya no los recibe. “Si nosotros deportamos hacia México vamos a crear un flujo permanente porque saben que por Colombia entran y al final del día, por presiones, van a acabar en México, a un paso de Estados Unidos. Lo que no queremos, pues, es que el país se convierta en eso".

La canciller colombiana aseguró que el movimiento de migrantes ha sido mayor en "los últimos meses", porque posiblemente algunos cubanos "estén sintiendo" que, con la mejoría de las relaciones entre La Habana y Washington, va a cambiar la ley que les da beneficios migratorios en Estados Unidos.

Detalló que de los cubanos detectados en territorio colombiano han "deportado 80 a Cuba directamente" y otros a Ecuador, hacia donde han salido en la última semana 70 migrantes.

"Si hay deportaciones serán directamente a Cuba o al Ecuador", dijo Holguín, quien también aseguró que va a ser muy positivo para todos que Ecuador haya empezado a deportar porque así las "organizaciones criminales (que pasan a los migrantes) se den cuenta de que por ahí el paso no les sirve".

Colombia tiene un acuerdo con Ecuador, que hace unos meses comenzó a pedir visa a los cubanos también para evitar convertirse en país de paso, para devolver a ese país a los migrantes que ingresan ilegalmente a su territorio a través de la frontera común.
 

Temas relacionados