Buscan preservar el páramo de Tausa en Cundinamarca

El 85% del total de los ingresos del municipio de Tausa dependen de la actividad minera que se ejerce en el páramo.

tausa-cundinamarca.gov.co

Un grupo de biólogos de la Universidad El Bosque pretende realizar un estudio que generé nuevas alternativas para cuidar las riquezas naturales y mejorar la calidad de vida de los pequeños mineros en el páramo de Tausa, ubicado en Cundinamarca.

Así mismo, el grupo hará una valoración ecológica y analizarán qué tanto se ha afectado el entorno natural, cómo se puede mitigar el efecto de la explotación minera y generarán alternativas económicas aprovechando las especies y condiciones nativas del lugar.

Como parte del proyecto, los biólogos de El Bosque, contarán con el apoyo del complejo minero para extraer agua, ya que el páramo produce grandes cantidades e irónicamente el pueblo carece de agua potable.

Los primeros estudios en el páramo, han podido evidenciar que existe un efecto borde (interacciones entre dos ecosistemas diferentes) en las minas de carbón.
Clara Santafé, directora del programa de Biología de la Universidad El Bosque, señaló que en el páramo se pretende una conservación plena de la naturaleza del mismo, sin tener en cuenta toda la producción minera que durante años ha generado cientos de empleos en Colombia, estigmatizando una de las fuentes más importantes de la economía local.

Añade que no se puede pensar en cerrar las minas, pues esto generaría consecuencias ambientales y de salubridad graves, debido a que la humedad natural de los páramos produce agua que se filtra en los socavones cubiertos de roca, la cual se acumula y se estima que pasados 10 años podría explotar y generar tragedias en el sector.

La meta es encontrar el balance entre la explotación minera y la compensación ambiental.