En "calma" avanza paro agrario en el país

Las concentraciones más populosas se han registrado en algunos puntos de las vías de los departamentos del Putumayo y el Huila.

La huelga del sector agrario avanza en cierta calma en los distintos puntos de concentración del país, fuertes dispositivos policiales y la reducción del flujo de transporte público desde Boyacá, caracterizada por su actividad campesina.

El director de la Policía, el general Rodolfo Palomino, afirmó que durante la madrugada los oficiales sólo tuvieron que atender "un conato de barricadas" en Chiquinquirá y la reducción del servicio de transporte en la región.

Por otro lado, las concentraciones más populosas se han registrado en algunos puntos de las vías de los sureños departamentos del Putumayo y el Huila, sin que hasta el momento se hayan convertido en bloqueos como los que durante casi 20 días aislaron los puntos de producción del país en agosto de 2013.

En Bogotá, los estudiantes de la Universidad Nacional quemaron llantas en apoyo al paro agrario, según medios locales.

En un video divulgado en redes sociales, el portavoz de las Dignidades Agropecuarias, César Pachón, explicó las razones de la convocatoria y consideró que los campesinos han sido "traicionados por el mismo Gobierno" y por "algunas personas que tienen intereses particulares".

Pachón afirmó que el Gobierno ha incumplido los compromisos con los que se puso fin a las protestas que se registraron en agosto pasado, a los que se refirió con el calificativo de "pañitos de agua tibia" al reclamar "políticas agropecuarias serias en Colombia que perduren".

El líder del sector papero agregó que los agricultores salen a protestar para poder seguir trabajando el campo y no tener "que ir a las ciudades a mendigar", para que "no se acaben los campesinos en Colombia como ha sucedido en otros países con más años de Tratados de Libre Comercio (TLC) donde ya no hay campesinos".

En los últimos días, el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, ha tratado de conjurar la huelga que se anuncia de carácter indefinido, e incluso el ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, se reúne a esta hora con algunos líderes de las Dignidades Agrarias.

Por su parte, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, publicó en su cuenta de Twitter dos panfletos supuestamente distribuidos por el Frente 58 de las Farc en Córdoba, y por el Frente 40 en el Meta  con consejos para secundar el paro.

De esta forma, el ministro buscó ratificar la veracidad de sus recientes denuncias de infiltración guerrillera en esta huelga, que según el Gobierno tiene motivaciones políticas cuando falta menos de un mes para que se celebren las elecciones presidenciales del 25 de mayo.