Campesinos de Santurbán recibirán pago por conservar

Minambiente aplaza la delimitación del páramo mientras se adopta un mecanismo económico para proteger a la población que vive en el área.

Archivo El Espectador

"Trazar la línea no es la solución automática para proteger un páramo", dijo este sábado la ministra de Ambiente, Luz Helena Sarmiento, al anunciar las tres decisiones que tomó el Gobierno Nacional frente el caso Santurbán.

La primera de ellas es que el Gobierno por ahora no va a adoptar la delimitación del páramo realizada por el Instituto Von Humboldt. Según lo expresó la ministra, "la línea de páramo ya está definida" pero van a permitir que todas las partes involucradas participen en la construcción de una solución social y económica.

En segundo lugar, se creará una mesa para definir estas alternativas sociales en la que tendrán participación los campesinos, habitantes de Bucaramanga y municipios afectados, autoridades regionales, locales y nacionales, así como organismos de control. La ministra Sarmiento agendó la primera cita de esta mesa para el próximo 12 de diciembre.

La tercera y quizá más importante decisión que tomó el Ministerio es el anuncio de la posible creación del primer modelo público de pago por servicios ambientales en el páramo de Santurbán. Las familias, que tienen terreros en la zona, se dedicarían a la preservación del ecosistema y a cambio recibirían bonificaciones económicas. "Vamos a impulsar que la actividad de conservación se convierta en una actividad rentable", dijo Sarmiento, quien aseguró que Colombia sería el primer país del mundo en adoptar un sistema como éste. “Queremos que conservar el páramo sea más rentable que sembrar papa y cebolla”, añadió.

Aunque los detalles del mecanismo de pago están por definirse ya existe un decreto del Ministerio que determinó la creación de estos modelos (Lea: ¿Ahora, si a pagar por servicios ambientales?).

Sarmiento recordó que de acuerdo con la Ley 99 de 1993, todo proyecto que involucre en su ejecución el uso del agua debe destinar el 1% del total de la inversión para la recuperación, conservación, preservación y vigilancia de la cuenca hidrográfica.

Con ese dinero que ya existe y está en manos de las Corporaciones Autónomas Regionales, el Gobierno espera crear un sistema de pago directo a los campesinos. La ministra advirtió que no se haría por familias sino por área de terreno. Así se evitaría que se comiencen a fraccionar predios para aumentar ganancias. Eventualmente, también podría hacerse un ligero ajuste a las tarifas de agua en Bucaramanga. Pero ese debe ser un asunto de discusión en la mesa.

Ante la insistencia de los periodistas sobre la adopción de la línea de páramo, Sarmiento respondió diciendo que esa línea ya está trazada, que es mucho mayor que la del Parque Regional creado en la zona pero que por ahora los esfuerzos se van a concentrar en la mesa de concertación con los distintos actores.

En marzo del próximo año concluirían las reuniones de la mesa y debería estar lista la propuesta del mecanismo económico para pagar a los campesinos a cambio de “sembrar páramo” como dijo Sarmiento.

De funcionar el nuevo modelo, lo más probable es que se extienda gradualmente a otras zonas de páramo del país. La ministra advirtió que ya se está trabajando en un esquema similar para la parte alta de la cuenca del río Bogotá.
 

Cronología de la delimitación de Páramo de Santurbán

2007

Los límites del Páramo de Santurbán que hasta ahora son reconocidos por todas las instituciones públicas y privadas fueron presentados en 2007 por el Instituto Von Humboldt en el Atlas de páramos de Colombia. La escala que se utilizó fue 1 : 250.000, hoy considerada una medida bastante imprecisa.

OCTUBRE DE 2010

La Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB) pide que 12.267 hectáreas de páramo se declaren el Parque Natural Regional Santurbán.

ENERO DE 2011

Un amplio sector de la población de Bucaramanga y los ambientalistas del país se unen en protesta contra la extracción de oro en los alrededores del Páramo de Santurbán, que le suministra el agua a la capital santandereana.

MARZO DE 2011

La minera Greystar desiste de explotar el oro en el páramo de Santurbán, retirando la solicitud de la licencia técnica y ambiental para desarrollar el proyecto Angostura.

JUNIO DE 2011

Buscando preservar y restaurar los páramos, el Gobierno Nacional definió, mediante la Ley 1450 de 2011 (por la cual se aprueba el Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014), que en los ecosistemas de páramos no se podrán adelantar actividades agropecuarias, ni de exploración o explotación de hidrocarburos y minerales, ni construcción de refinerías de hidrocarburos. Además definió como una meta prioritaria realizar la delimitación de todos los páramos a una escala detallada de 1:25.000.

SEPTIEMBRE DE 2011

Greystar cambia su nombre por Eco Oro y anuncia que solicitaría de nuevo la licencia ambiental para comenzar a operar en 2013 en Santurbán, luego de una “reformulación interna” del proyecto.

OCTUBRE DE 2011

El Instituto Von Humboldt, por encargo del Ministerio de Ambiente adelanta una delimitación 100 veces más precisa de los páramos del país. La nueva cartografía pasará de presentar mapas a escala 1: 225.000 a escala 1: 100.000.

SEPTIEMBRE DE 2012

El Humboldt le entrega al Ministerio los nuevos mapas de los páramos de Colombia, (a escala 1 : 100.000) que demuestran que los estos ecosistemas suman un millón más de hectáreas de las que se creía. El Minambiente no adopta la nueva cartografía. Ambientalistas denuncian que se archiven los mapas que le pondrán freno a varios proyectos extractivos del país.

OCTUBRE DE 2012

El Ministerio de Ambiente firma la declaratoria del Parque Parque Natural Regional Santurbán conformado por 10.890 hectáreas. Restándole 1.377 hectáreas a la iniciativa que fue presentada hace dos años. Organizaciones ambientales critican el favorecimiento a varios proyectos mineros que se adelantan en la zona y que lograron quedar por fuera del parque.

ENERO DE 2013

El Minambiente se compromete a entregar la delimitación del páramo de Santurbán, el primero en ser delimitado, en mayo de ese año. El ministerio incumple su promesa y dice que en agosto entregará la delimitación. Ese mes la recién posesionada ministra de Ambiente dice que los límites se conocerán en noviembre.

MAYO DE 2013

Las multinacionales que adelantan proyectos de exploración en territorios que se encuentran en vilo por la delimitación del páramo de Santurbán realizan despidos masivos. Unos 500 trabajadores de Santander pierden sus empleos.

JULIO DE 2013

La multinacional Eco Oro (antigua Grey Star) anuncia que reducirá sus operaciones en el páramo de Santurbán en un 50%. La medida, que incluye reducción de inversión y despidos, se debe a la incertidumbre por no conocer la delimitación del ecosistema.

SEPTIEMBRE DE 2013

Se hace pública una carta en la que el gobernador de Santander le pide al presidente Juan Manuel Santos que la delimitación final del páramo sea igual a la del Parque Natural Regional que fue declarado en enero. Con esta petición el gobernador Richard Aguilar defiende los pobladores y los mineros que argumentan que de lo contrario se quedarían sin trabajo y esto traería “serias implicaciones sociales”. Para el Instituto Humboldt esta petición se sale de todos los procedimientos: Expertos creen que el 90% del vital ecosistema quedaría desprotegido.

NOVIEMBRE DE 2013

Ciudadanos y ambientalistas se toman las calles de Bucaramanga para exigir que la delimitación del páramo respete los estudios adelantados por el Instituto Humboldt, aseguran que ese parque solo protege el 10% de la totalidad del páramo y, de no respetarse los mapas del Humboldt, la calidad de vida de las futuras generaciones de santandereanos está en riesgo.

DICIEMBRE DE 2013

La Ministra de Ambiente Luz Helena Sarmiento anuncia que se aplazará la delimitación del páramo de Santurbán mientras se adopta un mecanismo económico para proteger a la población que vive en esa zona.