Canciller insiste que cierre de frontera con Venezuela no perjudica comercio formal

El gobierno venezolano manifestó este jueves que la medida ha sido exitosa, pese a las manifestaciones de inconformidad del gobierno colombiano.

La canciller Maria Ángela Holguín se manifestó en entrevista con Blu Radio nuevamente sobre el asunto del cierre nocturno de la frontera con Venezuela, una medida decretada por el gobierno de Nicolás Maduro con el fin de mitigar el contrabando.

Holguín reiteró que dicha decisión no fue acordada por ambos gobiernos y se trató de una medida “unilateral” como ya había indicado en una rueda de prensa celebrada a principios de esta semana.

De la misma forma la canciller recordó a los colombianos que el comercio formal o legal no se ve afectado por la medida del gobierno Maduro, toda vez que entes como la DIAN operan hasta las seis de la tarde. “Las cámaras de comercio ya han dejado claro este asunto”, añade.

Por su parte, el vicepresidente de Venezuela, Jorge Arreaza, señaló este miércoles que la medida ha dado resultados "extraordinarios". Lo anterior pese a que el gobierno colombiano había manifestado su inconformidad con el cierre nocturno de la frontera, agregando que Colombia no considera que estas acciones contribuyan a mitigar el contrabando entre ambas naciones, ni tampoco a permitir el “avance de las relaciones e integración entre Venezuela y Colombia”.

“Claro que nos preocupa todo lo que pasa con Venezuela, la dependencia de los países uno con otro es muy importante (…) En las mesas técnicas que hemos hecho con Venezuela, en donde analizamos el tema del contrabando, se han intercambiado puntos de vista y gran parte del problema es la diferencia de precios entre Venezuela y Colombia. Eso hace demasiado atractivo para los colombianos el traer productos venezolanos y venderlos en el país”, señaló Holguín al mismo medio.

Frente a la incertidumbre de los indígenas Wayú, la canciller señaló que en la alta Guajira existen cerca de 200 mil indígenas en una zona donde no hay carreteras de acceso y están mucho más cerca del lado venezolano. Estos necesitan 400 mil toneladas de comida para surtir sus necesidades, sin embargo allí estaban llegando solo 5.000.

Ante dicha problemática ya se adelantan acciones para evitar el desvío de alimentos al centro del país así que, según la canciller, la próxima semana ya habrá una solución para el abastecimiento alimenticio a la comunidad Wayú.