Capturan a 21 personas señaladas de contaminar el río Caquetá

En el operativo fueron destruidas 11 dragas utilizadas para la extracción ilegal de oro.

Ante la constante presencia de mercurio en las aguas del río Caquetá, las autoridades decidieron intervenir en la zona para evitar que se produzca un mayor daño ambiental por cuenta de la extracción ilegal de oro.

Fue así como después de un trabajo coordinado entre la Policía, la Armada, Fuerza Aérea y Fiscalía, se logró identificar a los responsables de ejecutar esta actividad ilícita en una de las principales afluentes de la cuenca de la Amazonía colombiana. (Lea: Capturan a responsables de desaparecer el primer río en Colombia)

21 personas - señaladas de contaminar las aguas del río Caquetá- fueron capturadas durante las pesquisas de la Policía que, además, reportó la destrucción de 11 dragas utilizadas para la extracción ilegal de minerales.

“En las orillas del afluente se encontraron 11 dragas de aluvión, sostenidas sobre gigantescas bases de madera, que con ayuda de motores, removían la arena del afluente en busca de minerales. La labor criminal, era apoyada con el vertimiento indiscriminado de mercurio y cianuro”, señaló la Policía en un comunicado.

En el operativo fueron ubicados varios puntos de extracción ilícita de oro sobre el río Caquetá; exactamente en las veredas  Córdoba, La Victoria y Santa Bárbara, en Solano (Caquetá).

Según la Policía, este golpe a la minería ilegal representa una seria afectación a las finanzas de las organizaciones criminales, que estarían dejando de percibir algo más de $1.200 millones de pesos, obtenidos anualmente con el control y aprovechamiento de las minas ilegales sobre el río Caquetá.

Los capturados fueron puestos a disposición de las autoridades judiciales y tendrán que responder por los delitos de explotación ilícita de yacimientos mineros, daño a los recursos naturales y concierto para delinquir.

Cabe recordar que a finales de mayo, Perú declaró en emergencia once distritos en la región amazónica de Madre de Dios, al detectar niveles de mercurio superiores a lo permitido, producto de la intensa actividad minera artesanal de la zona, que además destruye ríos y suelos.

Según un informe presentado al gobierno peruano por autoridades ambientales, se detectó "el estado de contaminación por mercurio de las aguas de los ríos, de especies hidrobiológicas y de la población con valores superiores a los límites máximos permisibles". La decisión fue publicada en el diario oficial.