La CAR se juega su "descontaminación"

Este viernes elegirán al nuevo gerente de la corporación.

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), cuestionada, como las demás corporaciones del país, por el manejo de sus recursos (especialmente en el marco de la ola invernal de 2010), se juega hoy su futuro.

Su junta directiva, compuesta por 16 miembros, elegirá a su nuevo director en una jornada que pretende “descontaminar a la entidad luego de tiempos muy difíciles”, según le dijo uno de ellos a este diario. “Lo que buscamos es que la entidad quede a cargo de una persona técnica y preparada, y que no venga con ataduras políticas”, añadió la fuente.

La decisión no será fácil. Para el cargo se postularon 91 personas, dentro las cuales se encuentran reconocidos ambientalistas y exfuncionarios que conocen el sector. Entre ellos el actual director encargado de la corporación, Alfredo Ballesteros; el exsubdirector de desarrollo económico de la entidad, Carlos Bello; el promotor del referendo del agua, Rafael Colmenares, y el presidente de la fundación Humedal de la Conejera, Germán Galindo.

Fuentes cercanas a la junta directiva de la entidad (de la que hacen parte el presidente Juan Manuel Santos y su ministro de Medio Ambiente, Frank Pearl; el alcalde Mayor de Bogotá, Gustavo Petro, y el gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz) le aseguraron a El Espectador que serían tres los candidatos más opcionados para la designación.

Por un lado, el actual director, Alfredo Ballesteros, cuenta con el respaldo del gobernador Cruz, que a su vez se ha movido activamente para lograr el consenso de la junta. Sin embargo, la pretensión de Cruz se ha visto abiertamente desafiada por el alcalde Gustavo Petro (que ya fue derrotado por Cruz en la elección de gerente de Corabastos). Según altas fuentes del Distrito, Petro está a favor de candidatos “con amplia trayectoria en lo ambiental”, en especial Rafael Colmenares y Germán Galindo.

Finalmente, con un matiz mucho más político, se perfila Carlos Bello, que contaría con el aval del partido Cambio Radical y su representante a la Cámara por Cundinamarca, Jorge Rozo.

A las ocho de la mañana comenzará la deliberación a puerta cerrada entre los miembros de la junta directiva. Quien salga designado tendrá a su cargo una entidad que supera los mil empleados, maneja un presupuesto de un billón de pesos y tiene en sus manos importantes decisiones de gestión ambiental, como la rehabilitación de la cuenca del río Bogotá.