Cauca decreta tres días de duelo por asesinato de Yuliana Samboní

La Gobernación ordenó izar la bandera del departamento a media asta en señal de luto y rechazo a la violencia contra las mujeres y los niños.

AFP

Desde el miércoles y hasta este viernes Cauca decretó tres días de duelo. El luto recorre las calles de todo un país, y en especial las del departamento que vio nacer a Yuliana Samboní, la niña que con tan solo siete años fue víctima de un atroz asesinato, tortura y abuso sexual. Su vida y sus derechos fueron violados el domingo, cuando fue raptada en el barrio Bosque Calderón, donde vivía con sus padres hace cuatro años en busca de una mejor vida fuera del territorio caucano.

Su cuerpo sin vida llegó en la noche de ayer a Bolívar, Cauca, de donde sus padres habían salido en 2012, y será sepultado este jueves. El gobernador Óscar Campo Hurtado ordenó a las instituciones públicas, a través de un decreto, izar la bandera del Cauca a media asta  en señal de luto y rechazo a la violencia contra nuestras mujeres, niños y niñas. Durante los tres días se rendirá un sentido homenaje a la memoria de la menor asesinada.

“Las circunstancias de la temprana muerte de Yuliana son motivo de indignación y  conmueven profundamente a la sociedad caucana y al país entero,  que condena este atroz crimen y encuentra en ella un símbolo de las miles de mujeres, niñas y niños, víctimas de la violencia irracional”, aseguró el mandatario departamental, quien envió a los padres de la víctima, Juvencio Samboní y Nelly Muñoz,  una sentida voz de condolencia y solidaridad por este reprochable suceso.

Las primeras pistas

El arquitecto Rafael Uribe Noguera, de 38 años, señalado como presunto autor del rapto, violación y asesinato de la niña Yuliana Samboní fue enviado a prisión por un juez de control mientras se desarrolla el juicio en su contra.

Miembro de una adinerada familia de Bogotá, Uribe es señalado de haberse llevado a la menor el domingo del humilde barrio Bosque Calderón Tejada, hasta un apartamento de propiedad de su familia, en Chapinero Alto, y donde fue encontrado el cuerpo de Samboní.

El fiscal general, Néstor Humberto Martínez, declaró que el ente acusador ya tiene "una prueba biológica para determinar al autor del crimen" e informó que el auto donde Uribe Noguera habría transportado a la niña y el apartamento donde fue encontrada muerta fueron ya incautados "con el objeto de que se pueda reparar a las víctimas".

"La Fiscalía no va a permitir que este sea un caso de obstrucción a la justicia", dijo también el fiscal al referirse a la manipulación que trató de hacerse de la escena del crimen. Los hermanos de Rafael, Catalina y Francisco Uribe Noguera, serán llamados a declarar ante la Fiscalía ya que habrían tenido alrededor de cinco horas para limpiar el apartamento. Asimismo, porque al parecer lavaron el cuerpo de la menor en una sustancia que sería aceite.

Después del asesinato, el presunto asesino fue ingresado en una clínica por sus familiares para recuperarse de una supuesta intoxicación con alcohol y drogas. Pero finalmente en la noche del martes fue llevado a los juzgados y posteriormente a La Picota, prisión de máxima seguridad.

Las autoridades trasladaron a Uribe Noguera en medio de grandes medidas de seguridad, vistiendo chaleco antibalas y a bordo de una tanqueta antidisturbios, debido a las numerosas manifestaciones de repudio que ha provocado el caso.

Afuera de la clínica donde estuvo recluido, decenas de personas se reunieron a pedir justicia e intentaron golpearle cuando salió. También al llegar al juzgado fue recibido con gritos de "asesino" y "pervertido". Uribe Noguera fue señalado de los delitos de "feminicidio agravado, tortura, secuestro simple y acceso carnal violento", cargos de los que se declaró inocente.

En el Congreso se han presentado en las últimas horas propuestas para endurecer los castigos contra violadores y asesinos de menores, que van desde la cadena perpetua -inexistente en Colombia- hasta la castración química.

Según el Instituto de Medicina Legal, Samboní murió por "asfixia por sofocación y estrangulamiento" y además "fue objeto de abuso sexual". El director de Medicina Legal, Carlos Valdés, ha dicho que "la violencia sexual en niños y niñas tiene unas cifras que van en aumento".

Hasta el 31 de octubre, se habían realizado 18.000 estudios forenses relacionados con abuso sexual a menores de edad en todo el país.

A su vez, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar indicó que en lo que va de año ha recibido "cerca de 35.000" llamadas por "denuncias de amenaza o vulneración de los derechos de niños y adolescentes".

 

últimas noticias