Comunidades Nasa y Misak llegan a acuerdos sobre conflicto territorial en Cauca

Las familias Misak ya están retornando a sus viviendas luego de que en un principio fueran desalojadas por integrantes de la comunidad Nasa. Las autoridades tradicionales de ambos pueblos se estrecharon la mano como un símbolo de paz.

Consejo Regional Indígena del Cauca, CRIC

La grave situación de orden público que se había desatado en Caldono, Cauca, por enfrentamientos entre dos de las comunidades indígenas más numerosas de este departamento, los Nasa y los Misak, poco a poco se ha venido normalizando. Sin embargo, el fondo de la disputa continúa sin resolverse.

El choque entre ambos pueblos indígenas inició el 25 de junio, cuando integrantes del pueblo Nasa (paeces) llegaron al territorio ubicado en zona rural de Caldono para desalojar a integrantes del pueblo Misak (guambianos) que empezaban a establecer un resguardo indígena. Los guambianos habían recibido esos predios de manos del Ministerio del Interior, mientras que los paeces argumentan que esas fincas se encuentran dentro de sus territorios ancestrales.

Lea: ¿Qué está pasando en Caldono, Cauca, entre las comunidades indígenas Nasa y Misak?

Desde entonces ambas comunidades habían tenido constantes enfrentamientos en los cuales hace unas semanas había intervenido el Esmad dejando a varios indígenas lesionados.

Sin embargo, el Consejo Regional Indígena del Cauca, CRIC, informó este jueves en un comunicado que ya se ha llegado a acuerdos parciales a través de una mesa de negociación en la que hace presencia la institucionalidad con representantes de la Defensoría del Pueblo, Naciones Unidas y la Secretaría de Gobierno del departamento del Cauca.

De acuerdo con la autoridad indígena, en el marco de lo acordado en esa mesa “la comunidad indígena de La Laguna decide dejar las instalaciones de la Casa Educativa ubicada en la finca Cresta Gallo para que siga funcionando y garantizar a los niños, el derecho fundamental a la educación con el espacio necesario de hacer sus actividades académicas y deportivas con el fin de que sea utilizado exclusivamente para el tema educativo”.

Lea también: Denuncian nuevas amenazas de las Águilas Negras en el norte del Cauca

A pesar de esta medida, los pueblos indígenas, solicitaron reubicar este espacio en un lugar donde existan condiciones adecuadas que permitan que los niños continúen recibiendo su educación de manera plena.

Así mismo, el CRIC había informado en días pasados que las familias Misak ya están retornando a sus viviendas sin intervenciones de parte de la comunidad Nasa. Este acuerdo se había logrado luego de que el 23 de agosto, la autoridad tradicional Misak y su homólogo Nasa se estrecharan la mano como símbolo de paz.

“La comunidad de La Laguna recuerda que las familias de los predios particulares pueden seguir haciendo su ingreso y sus actividades agrícolas familiares puesto que no habido ni hay ningún tipo de interferencia por parte de la comunidad nasa en dichos predios”, señala el comunicado.

Le puede interesar: Denuncian muerte de indígena en medio de enfrentamientos con el Esmad en Caloto, Cauca

Sin embargo, a pesar de haber alcanzado estos acuerdos parciales que detienen la violencia entre los dos pueblos, la situación de los siete predios que son objeto de la disputa aún no ha sido debidamente clarificada.

“Reiteramos como comunidad y autoridad de La Laguna, Consejo Regional Indígena del Cauca, que el Gobierno Nacional se comprometa, sea resolutivo y disponga una oferta de tierras frente a la necesidad territorial para la comunidad nasa de La Laguna, la comunidad Misak de Ovejas y el sector campesino del municipio de Caldono de acuerdo a las necesidades planteadas en la mesa”, puntualiza la autoridad indígena.

 

últimas noticias