Centros comerciales rechazan impuesto por parqueo en Cali

Acecolombia, agremiación que los reúne, lo califica como una medida sin estudios que soporten su aplicación y que solo busca trasladarles a los ciudadanos los errores del MIO, el sistema de transporte masivo de la capital vallecaucana.

El impuesto aprobado implica el cobro por el parqueo en las vías públicas, centros comerciales, clínicas y hasta universidades privadas.Archivo El Espectador

La Asociación de Centros Comerciales de Colombia (Acecolombia) rechazó el impuesto por estacionamiento que aprobó hoy el Concejo de Cali, al considerarlo un nuevo tributo a la ciudadanía inoportuno, pues desconoce el impacto económico que este tendrá sobre los hogares y las empresas, así como una "estocada radical" a los esfuerzos que buscan combatir la oferta de transporte y estacionamiento informal, promover la salida de los vehículos de las vías y fomentar el bienestar económico y social de la gente.  

“No hay estudios que soporten la toma de estas decisiones, tampoco es una solución real a la movilidad de cualquier ciudad. Nosotros como ciudadanos y empresarios, no podemos asumir más cargas impositivas”, manifestó Carlos Hernán Betancourt, director de Acecolombia, quien indicó además que con la aprobación de esta medida, se trasladará a los ciudadanos los vacíos financieros del sistema de transporte masivo, MIO, de la capital vallecaucana.

Metrocali, la empresa responsable de dicho sistema, fue penalizado el pasado 30 de noviembre al pago de una multa por $110.000 millones al grupo GIT Masivo, tras perder un litigio ante el Tribunal de Arbitramento de la Cámara de Comercio de la ciudad. Para Betancourt, serán ahora los caleños quienes asumirían los errores de una mala gestión de recursos por parte de las administraciones pasadas, aportando un dinero a través del nuevo impuesto que, vista la coyuntura, se destinaría a un operador privado. 

El temor es que la decisión adoptada por el Concejo de Cali sea replicada en otras regiones del país, donde se sabe que sus sistemas de transporte masivo están viviendo los efectos de su insostenibilidad, afectado por flagelos como la proliferación de medios del transporte informal y la planeación irregular del proyecto desde sus inicios.

El impuesto aprobado  implica el pago por el parqueo en las vías públicas, centros comerciales, clínicas y hasta universidades privadas, que les cobra a sus clientes por el uso de los parqueaderos. Será entre $600 y $4.000, dependiendo de las zonas, comunas y otros sitios de la ciudad. Los cobros más altos se darán en zonas turísticas y gastronómicas, como los barrios El Peñón, Granada, Centenario, Ciudad Jardín y áreas de consultorios como Tequendama.