Cerca de 50 profesores del Atlántico han sido amenazados por bandas criminales

Según datos de la Federación Colombiana de Educadores (Fecode) en los últimos 20 años han sido asesinados 900 maestros en Colombia.

Al menos 50 profesores del departamento del Atlántico se encuentran amenazados por bandas criminales y grupos al margen de la ley debido su profesión.

Así lo dieron a conocer las directivas de la Asociación de Educadores del Atlántico (Adea) quienes hicieron un llamado a las autoridades para garantizar sus condiciones de seguridad, luego de reiteradas intimidaciones y advertencias orquestadas por grupos delincuenciales.

De acuerdo con Medardo Drago León, presidente de Adea, las amenazas obedecen a las posiciones que han asumido los docentes acerca de diferentes temas –las cuales no son compartidas por grupos insurgentes que operan en Barranquilla y Atlántico– lo que ha ocasionado que seis educadores hayan tenido que abandonar el país.

“Aparte de educar, los docentes también opinamos, es una profesión que tiene implícita opinión permanente sobre el quehacer del país, sobre los comportamientos de los gobiernos y los grupos legales e ilegales, es por eso que sentar posición no permite coincidencias con los demás y esto genera disparidad y enemistad”, explicó Drago en diálogo con el diario El Heraldo.

El presidente de Adea señaló que los docentes también son amenazados por la manera en que evalúan a los estudiantes y por la adquisición de nuevas propiedades, lo que origina hostigamientos por parte de bandas delincuenciales.

En este contexto, Medardo Drago León explicó que aunque los docentes intimidados recurren al traslado como mecanismo para proteger su vida, la reacción de las autoridades es lenta y provoca que el proceso sea ‘paquidérmico’.

“En casos excepcionales la comisión de riesgo valora una situación y si considera que desapareció la amenaza, mediante un acto administrativo lo regresa a su punto de origen, como si por obra y gracia de la nada desaparecieran los enemigos”, precisó el presidente de Adea.

En este contexto, el secretario de Educación departamental, Carlos Prasca, manifestó que las autoridades orientan esfuerzos para garantizar la seguridad de los docentes y negó que no sean atenidas oportunamente las denuncias de los educadores.

“Cuando se presenta la denuncia, inmediatamente actuamos con la reubicación hacia lugares en los que ellos mismos manifiestan tener un poco de confianza y seguridad”, expresó Prasca.

Temas relacionados