Cesar atenderá a 5.000 víctimas del conflicto este año

Muchos son víctimas desplazamiento, homicidio, desaparición forzada, secuestro y despojo de tierras y bienes, entre otros.

Con el propósito de atender y mitigar los impactos sicosociales y los daños en la salud física de las víctimas del conflicto armado, el gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo, lanzó la segunda fase del Programa de Atención Sicosocial y Salud Integral a Víctimas del Conflicto Armado, en la que se atenderán 2.785 personas, 570 familias y 90 grupos comunitarios, ubicados en 14 municipios del departamento del Cesar.

Los beneficiarios de esta segunda etapa se suman a las 1.800 víctimas atendidas en la primera fase del programa, con lo que se llega a una cifra superior a las 5.000 víctimas atendidas. El gobierno departamental invertirá más de $450 millones para mitigar esos daños físicos y morales al proyecto de vida de personas que han sido víctimas de hechos como desplazamiento, homicidio, desaparición forzada, amenaza, secuestro, despojo de tierras y bienes, entre otros.

18 Equipos del programa Papsivi, que en un período de tres meses, se encargarán de focalizar y caracterizar a las víctimas, levantar un plan de acción, aplicar las intervenciones necesarias para el restablecimiento integral de los beneficiados, y activar las rutas para la garantía de una atención adecuada y oportuna con servicios de calidad y con el goce efectivo de sus derechos.

Los municipios priorizados para la implementación de la segunda fase del PAPSIVI son: Valledupar, Aguachica, Pelaya, Pailitas, Becerril, Codazzi, San Diego, La Paz, Curumaní, Chiriguaná, La Jagua de Ibirico, El Copey, Pueblo Bello y Bosconia.

De acuerdo con la secretaria de Salud Departamental, Erika Viviana Mendoza Gómez, “este es un esfuerzo interinstitucional e intersectorial para garantizarle a las víctimas todo el apoyo en el proceso de reparación y reconciliación”.