Chocó, aislada por paro armado decretado por las Farc

"Sí hay un paro, hay restricción en la movilidad fluvial y terrestre", dijo la gobernadora (e) de Chocó.

Las Farc iniciaron este sábado un paro armado en el departamento del Chocó que mantiene cerrado el tránsito por carretera con los vecinos departamentos y también por el río Atrato.

La gobernadora encargada del Chocó, Julieta Gómez de Cortes, reconoció que el paro armado existe y aseguró que por el momento se ha tomado la medida de prohibir el porte de armas en el departamento, mientras se estudian otras.

"Sí hay un paro, hay restricción en la movilidad fluvial y terrestre", dijo Gómez de Cortes.

En los "paros armados", la guerrilla suele prohibir el desplazamiento de vehículos por carreteras y restringe la movilidad de las personas en horas de la noche.

El defensor del pueblo en el Chocó, Luis Enrique Abadía García, denunció que no hay servicio de transporte terrestre ni fluvial hacia ningún municipio de ese departamento y que están paralizadas las vías de acceso y salida a la región, es decir la de Medellín (Antioquia) y Pereira (Risaralda).

Además también denunció que en las últimas horas las Farc han protagonizado diversas acciones armadas en el departamento como el ataque a un puesto de Policía en Bellavista y a una base militar en Riosucio, que dejó un soldado herido.

Los rebeldes también incendiaron una avioneta en el aeropuerto de Vigia del Fuerte y la quema de un autobús y un camión en la vía Qubdó-Yuto.

Durante la tarde de este sábado estaba previsto un consejo extraordinario de seguridad en Quibdó con autoridades departamentales, militares y policiales para definir mecanismos y enfrentar la ofensiva de las Farc.

Temas relacionados