Claves para identificar si usted es víctima de acoso laboral

La agresión física, las amenazas de despido y los cambios sorpresivos de horarios son conductas del acosador. Estas se sancionan con multas de hasta casi 7 millones.

Pixabay

¿Qué es?

Es la conducta que realiza un empleador, jefe inmediato o mediado, compañero de trabajo o subalterno que busca infundir miedo y angustia en el trabajador. Esto le genera al empleado problemas laborales, lo desmotiva o lo induce a que renuncie. Esa conducta debe ser persistente y demostrable, el mayor obstáculo a la hora de denunciar porque el acosador debe acosar en público. Son muy importantes los testigos.

¿Cuáles son los tipos?

Maltrato: Cuando el empleador agrede física o moralmente a su trabajador.  Por ejemplo, cuando lo trata mal verbalmente, cuando inventa injurias para tachar su buen nombre o intenta bajarle la autoestima.

Persecución: Cuando el acosador descalifica al trabajador, le impone una carga excesiva de trabajo y le cambia constantemente los horarios de trabajo para que renuncie a su cargo.

Discriminación: Cuando se excluye al empleado solo por su raza, género, origen familiar o nacional, religión, preferencia política o situación social.

Entorpecimiento: Cuando el acosador pone obstáculos para que el empleador no cumpla con su labor o se demore más de la cuenta. Por ejemplo: le oculta los insumos de trabajo, como documentos, y destruye o pierde la información o mensajes electrónicos.

Inequidad: Cuando se le asignan ciertas funciones al trabajador para menospreciarlo.

Desprotección: Cuando se le imponen funciones al trabajador pero no se le dan los requisitos mínimos de protección y seguridad, es decir, se pone en riesgo su integridad.

¿En qué casos se considera que hay acoso laboral?

Algunos de los más frecuentes son: agresión física, expresiones injuriosas con palabras soeces, comentarios humillantes, amenazas de despido, burlas sobre la apariencia física o forma de vestir, los cambios abruptos del lugar de trabajo, horarios excesivos, modificaciones sorpresivas de turnos, jornadas laborales los domingos y festivos sin justificación, negación injustificada de permisos, licencias y vacaciones cuando sí están las condiciones legales para pedirlas.

¿Cómo se castiga?

Con sanciones disciplinarias cuando el acosador es un servidor público, indemnización al trabajador si este fue despedido sin justa causa o renunció por presión, multa entre 2 y 10 salarios mínimos ($1.378.908 - $6.894.540), y con la obligación de pagar a las EPS y ARP el 50% de los costos de tratamientos de enfermedades profesionales causadas por el acoso laboral.

¿Lo pueden despedir por denunciar?

No, la terminación del contrato o destitución de la víctima de acoso laboral no se puede hacer dentro de los seis meses de la petición o queja sobre acoso laboral. La condición es que un juez verifique los hechos.  Esto también cobija a los testigos del caso.

¿Dónde se denuncia?

La víctima del acoso laboral puede acudir al inspector de trabajo, a los inspectores municipales de Policía, a los personeros o la Defensoría del Pueblo. La denuncia debe ser escrita, detallar los hechos denunciados y anexar pruebas.

¿Cuánto tiempo tiene para denunciar?

Seis meses después del día en que ocurrieron las conductas que configuran acoso laboral.


 

Temas relacionados