"Clínica Minerva no ha oficializado cierre definitivo": Gobernación del Tolima

La administración departamental se declaró preocupada ante el eventual cierre de Clínica Minerva de Ibagué.

Tomada de Clinicaminerva.com

Luego de que las directivas de la Clínica Minerva de Ibagué (Tolima) anunciaran que cerrarán sus servicios por falta de insumos –situación agravada por deudas de hasta $20 mil millones– la Gobernación departamental expresó su preocupación por la situación en la que quedarían decenas de usuarios.

De acuerdo con la secretaria de Salud del Tolima, Edilma Isabel Hurtado, pese a que la institución aún no ha oficializado ante su cartera el cierre definitivo de todos los servicios, un número importante de usuarios no tendrá la posibilidad de recibir atención en una de las clínicas “más reconocidas y experimentadas de la ciudad”.

"Hay preocupación en la toda la Red porque afecta la estructura en el departamento. Estamos hablando de 12 camas pediátricas menos, 35 para adultos, cinco de cuidados intermedios para adultos y 20 intensivos para adultos. Además de dos quirófanos", aseguró la funcionaria a través de un comunicado.

La crisis económica que afronta la entidad obedece a deudas por más de $20 mil millones por parte de EPS y la misma administración, que le debe cerca de 200 millones de pesos. Aunque las directivas han solicitado préstamos a entidades bancarias para solventar la situación, le han sido negados por el riesgo financiero en que se encuentra. (Lea: Deudas por $20 mil millones precipitan cierre de la Clínica Minerva de Ibagué)

Además de los pacientes, las cerca de 300 personas que laboran en la Clínica han sido los más afectados por la crisis. Según los trabajadores –quienes piden la intervención del Gobierno Nacional– desde hace tres meses la entidad les adeuda su salario, sumado a cesantías y prestaciones.

Actualmente, según reveló la secretaria de Salud, la Clínica no ha recibido ningún paciente y tiene hospitalizadas a siete personas, mientras que –según Hurtado– avanzan los trámites para desembolsar el dinero que la administración adeuda a la institución.

“En el primer trimestre del año le fueron cancelados cerca de $360 millones por concepto de atención a la población pobre. La alerta amarilla declarada por la Secretaría en toda la red pública y privada por temporada de vacaciones y festividades se mantiene y ahora más ante la situación que se presenta por el futuro incierto de la clínica”, precisó la secretaria. 

Temas relacionados