Colegio en Barranquilla fue blanco de pandillas