Colombia, el país de las patentes

Colombia ha mejorado tanto en el volumen de solicitudes de registro como los tiempos de concesión y apelación. Más de 2.000 peticiones se tramitaron en 2012.

Puede ser el ritmo de crecimiento de la economía, el aumento en los flujos de capital extranjero, la llegada de nuevos competidores internacionales, la firma de múltiples tratados de libre comercio. Una o todas ellas, lo cierto es que en los últimos años Colombia ha experimentado un aumento en el número de solicitudes recibidas para registrar tanto patentes (asociadas a inventos o diseños de tipo industrial, entre otras) como signos distintivos (las propiedades de un producto, como marca, lema comercial, etc.).

Según cifras de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), la entidad encargada de adelantar estos trámites, las solicitudes de patentes pasaron de 1.800 en 2009 a 2.300 en 2012, lo que supone un crecimiento de 28%; ese mismo comportamiento se presentó en las solicitudes marcarias, pues de 22.000 solicitudes recibidas en 2009, el año pasado se registraron 31.000 (crecieron en una cifra cercana al 41%).

“La idea es que esas cifras sigan creciendo. Nosotros, en la entidad, estamos recorriendo el país con ese objetivo. Tenemos un programa, SIC Móvil, en el que vamos a las ciudades, informamos de los beneficios de tener la propiedad intelectual al día, los derechos que conlleva, los mecanismos del Estado para garantizar su respeto, etc. Adicionalmente, cualquier persona puede presentar una patente o una marca a través de mecanismos virtuales en nuestra página web”, comentó el superintendente Pablo Felipe Robledo.

Pero no se trata de un comportamiento concentrado en los últimos años. Las estadísticas del Banco Mundial señalan que el país pasó de registrar 126 patentes en 2008 a 183 en 2011, con un comportamiento similar en el número de solicitudes tramitadas por concepto de signos distintivos: se pasó de 23.464 a 29.084 en esos cuatro años; sin embargo, los números siguen siendo muy pequeños comparados a las 415.829 patentes tramitadas por las autoridades chinas o las 306.049 solicitudes de signos distintivos procesadas por las estadounidenses.

También hay que aclarar que todas las peticiones no son presentadas únicamente por colombianos. “La globalización de la economía lleva a que nuestro sistema de registro sea utilizado también por extranjeros que algún día piensan traer sus negocios a Colombia. Es un proceso que se ha vuelto atractivo para los inversionistas bajo la sombrilla de los TLC”, explicó Robledo.

Esta tendencia obedece a que, con la firma de los acuerdos comerciales, el país se vio obligado a fortalecer la protección a la propiedad intelectual. Sumado a los casos que adelanta la Fiscalía General de la Nación o la rama judicial, desde hace un año la SIC, tras ser depositaria del derecho de actuar como juez en estos casos, viene investigando diferentes casos de usurpación marcaria. En la actualidad, por esta conducta, ha abierto cuatro investigaciones.

“Los tiempos de respuesta para el registro de las marcas han venido descendiendo. El promedio actual de tramitación se encuentra en 5,6 meses, muy por encima de la meta que nos propusimos alcanzar para 2014. Nuestros sistema de propiedad industrial funciona con la misma celeridad de los mejores sistemas del mundo”, resumió Robledo, quien agregó que la entidad que dirige está en la capacidad de completar el proceso de apelaciones en un tiempo no mayor a los siete meses.