Colombia no ha cumplido con medidas cautelares de la CIDH para proteger al pueblo indígena Siona

El pasado mes de julio, la CIDH le exigió al Estado colombiano que proteja a dicho pueblo, el cual se encuentra en riesgo de desaparecer por las acciones de grupos armados ilegales.

Con este pie de foto: Indígena de la comunidad Siona.Amazon Frontlines - Handout Agencia Anadolu

En el marco del 171° período de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Sucre, Bolivia, varias organizaciones de derechos humanos señalaron que Colombia no ha cumplido con las medidas cautelares ordenadas por la CIDH para proteger al pueblo indígena Siona. 

El pasado mes de julio, la Comisión le exigió al Estado colombiano que proteja a dicho pueblo, el cual se encuentra en riesgo de desaparecer por las acciones de grupos armados ilegales.

Los Siona, ubicados principalmente en el departamento de Putumayo a orillas de los ríos Putumayo, Piñuña Blanco y Cuehembí, están en una situación de gravedad y urgencia, debido a las amenazas y hostigamientos en su contra, la limitación de su desplazamiento en el territorio impuesta por grupos armados, el reclutamiento de jóvenes indígenas y la existencia de minas en sus zonas de residencia.

Al respecto, la abogada de la organización Amazon Frontlines, Lina María Espinoza, dijo que “a pesar de que la comunidad Siona ha buscado continuos acercamientos con el Estado y ha cooperado con todos los requerimientos que el Estado ha formulado para buscar un acuerdo en la implementación de las medidas de protección, las amenazas y hostigamientos en contra de miembros del pueblo Siona, las restricciones de movilidad y la imposición de normas de comportamiento por parte de actores armados, el reclutamiento de jóvenes del pueblo y la existencia de minas antipersona en el territorio, continúan generando graves afectaciones a la seguridad, integridad y vida del pueblo Siona de los resguardos Gonzaya (Buenavista) y PoPiyuya”. 

Un comunicado del Centro para la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) subrayó que, si bien la Cancillería de Colombia conoció la propuesta de concertación realizada por el pueblo Siona y a partir de ella desarrolló una propuesta institucional, “las partes indicaron que la misma no recoge lo requerido por la comunidad y en cambio busca imponer una metodología culturalmente inadecuada, sin consonancia con la forma en que el pueblo Siona toma decisiones y desarrolla sus sistemas de autogobierno”.

El pueblo Siona cuenta con una población de aproximadamente 2.578 personas (julio de 2018), distribuidas en seis resguardos y cabildos que viven en 194.000 hectáreas entre los municipios colombianos de Puerto Asís, Puerto Leguízamo, Orito, Mocoa y en la zona fronteriza con Ecuador.

En este contexto, la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) remarcó que 30 líderes indígenas fueron asesinados en el 2018, sumándose dos líderes Awá a finales del mismo año. 

Asimismo, la ONIC calculó que más de 208 líderes indígenas fueron sujetos de amenazas. 

"La violencia e impunidad que impera en este contexto afecta las posibilidades de autogobierno, vida comunitaria y capacidades de ejercer sus tradiciones y cultura. Los Siona, en particular, han sido identificados desde el 2009 por la Corte Constitucional de Colombia dentro de un grupo de 36 pueblos en riesgo de exterminio físico y cultural por distintas acciones de grupos armados operando en el marco del posconflicto armado colombiano”, concluyó la ONIC.

 

últimas noticias
contenido-exclusivo

Los detectives de una monja venerable