“Colombia no puede ser un lugar de paso de migrantes irregulares”: Defensoría del Pueblo

La entidad se pronunció frente a la situación de los cubanos en Turbo. El defensor manifestó su preocupación por que se respeten los derechos de los migrantes irregulares mientras se encuentren en territorio colombiano.

/ Foto: Archivo

Aunque la Defensoría del Pueblo reconoció la legalidad de la deportación de los cubanos varados en Turbo, llamo la atención sobre la importancia de que esto se realice a la luz de los tratados internacionales. En rueda de prensa, el defensor, Alfonso Cajiao, también dijo que varios representantes de la institución están verificando que las deportaciones se realicen con las garantías necesarias.

Cajiao también dijo que, aunque las autoridades sí pueden hacer operaciones en Turbo, deben hacerlo “desde la perspectiva de los derechos humanos”. Asegura que es prioritario no permitir que “Colombia se convierta en un lugar de paso de migrantes irregulares”.

El funcionario habló de la importancia de respetar los derechos humanos de los migrantes y de brindar las garantías necesarias para su deportación, porque según varios cubanos integrantes de la Dijín y de la Migración Colombia estarían sobornándolos para no ser deportados.

La Defensoría del Pueblo realizó un censo que de termino que, para el 28 de julio, había 1.273 migrantes irregulares en Turbo. Entre ellos hay 11 mujeres gestantes y 260 menores, entre los cuales 24 están en “estado precario de salud”. Además se determinó que “casi el 60% de las personas solo recibe una comida al día”.

Por último, Cajiao dijo que se está realizando un plan de contingencia interdisciplinario para protegeré los derechos humanos de los cubanos y reiterando que, aunque la medida del Gobierno colombiano es legal, la deportación no puede ser masiva.
 

Temas relacionados