Colombianos prefieren la unión libre que el matrimonio

Esa es la tendencia que muestra las Encuestas de Demografía y Salud realizadas entre 1990 y 2010

Este jueves se conocieron los primeros hallazgos de las Encuestas de Demografía y Salud realizadas, entre 1990 y 2010, por Profamilia, el Fondo de Población de las Naciones Unidas –UNFPA-, el Departamento Nacional de Planeación –DNP-, Colombia Joven, la Alta Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer, entre otras entidades.

Estas investigaciones señalan hallazgos de gran importancia para el desarrollo y crecimiento social, económico y político del país. Por ejemplo, en temas como la fecundidad y familia, se conoció que el promedio actual de hijos por mujer es 2,1. En aquellas que tienen educación superior la cifra es de 1,4. Hace 20 años las cifras que arrojaba la Encuesta Nacional de Demografía y Salud (ENDS) hablaban de 7 hijos por mujer.

La conformación de los hogares ha cambiado sustancialmente con el pasar de los años, actualmente se vive un auge de los hogares unipersonales. Se cuadruplica la cifra entre 1978 y 2008, al pasar del 3% al 11%. Ello va asociado con el aumento en el número de mujeres solteras y mujeres separadas.

También se evidenció que en el país la unión libre se triplicó entre 1964 y 2005; es decir, hoy se registran más uniones libres y menos matrimonios.

Un aspecto evidenciado en el estudio y que preocupa es el aumento, entre los años 1990 y 2005, de adolescentes embarazadas, debido –en la mayoría de los casos- al inicio temprano de las relaciones sexuales. Esta situación también contribuye al aumento de las madres solteras.

En cuanto a la violencia contra las mujeres, el estudio muestra que de tres mujeres víctimas de violencia por parte de la pareja 2 habían sido maltratadas en la crianza. Las más propensas a estas agresiones son las mujeres que no viven en pareja, sin educación o que solo cursaron la primaria y que pertenecen a sectores vulnerables del país.

Sin embargo, hay un leve incremento, en los últimos 5 años, en la denuncia de estos abusos ante la Fiscalía, no obstante, es menor el porcentaje de denuncias cuando el agresor es la pareja. “Las mujeres que reportaron haber sido víctimas de la violencia por parte de su pareja en 2000 y 2005 refirieron mayor conocimiento en materia de salud sexual y reproductiva y mayor efectividad en la respuesta a la ayuda solicitada”.

Dicha agresión contra las mujeres se ve representada también en que para acceder a un trabajo se les exige prueba de embarazo, prueba de VIH y certificado de esterilización.

últimas noticias