Con 10 argumentos Antioquia defiende, una vez más, su soberanía sobre Belén de Bajirá

La Gobernación y una bancada de congresistas rechazaron las “nuevas medidas del Gobierno” frente al tema. Reclaman abuso de poder, prevaricato y falta de rigor técnico en el informe del Igac que dice que este pueblo no es de Antioquia.

Belén de Bajirá sigue siendo protagonista de una disputa territorial que parece no tener fin. La más reciente declaración del Instituto Agustín Codazzi (Igac), en el que confirma que el pueblo es chocoano porque la ley que creó en 1947 al Chocó lo ubica en su territorio, reavivó el debate y, una vez más, Antioquia salió a defender su soberanía sobre este pueblo de raíces ancestrales chocoanas a donde llegaron, hace un siglo, colonos antioqueños y cordobeses. (Lea: Ley de 1947 ubica a Belén de Bajirá en Chocó: IGAC reitera su concepto en disputa territorial)

Por eso, después de que el director del Igac, Juan Antonio Nieto Escalante, saliera a decir que la publicación del mapa de Chocó el próximo 12 de junio no es una “entrega de territorio” para sortear el paro en Chocó, la Gobernación de Antioquia, una bancada de congresistas, empresarios y políticos, en un comunicado oficial, rechazaron las “nuevas medidas del Gobierno”. (Lea: Seis notas para entender el pleito entre Antioquia y Chocó por Belén de Bajirá)

En la misiva reclaman abuso de poder, prevaricato, división de poderes y falta de rigor en el informe del Instituto, el cual consideran “contradictorio”.

Estos son los 10 argumentos que este departamento expone para reclamar a Belén de Bajirá como suyo:

1. El Gobierno viola la división de poderes al tratar de imponer nuevos límites fronterizos, cuando la función de dirimir estos conflictos es exclusivamente del Congreso de la República, que en ningún momento ha renunciado a su función.

2. Los funcionarios del Gobierno cometen prevaricato y abuso del poder, cuando en los dos paros de Chocó negocian la entrega de una porción del territorio antioqueño.

3. Fallos, mapas y actos administrativos históricamente establecen que Belén de Bajirá es corregimiento de Mutatá, Blanquiceth, Macondo y Nuevo Oriente, corregimientos de Turbo, ambos municipios del Urabá Antioqueño.

4. Cuando se conformó el departamento de Chocó (Acto legislativo 01 de 1944 y Ley 13 de 1947), se estableció que no se podían afectar los límites de Caldas, Valle y Antioquia

5. La Asamblea de Chocó en el año 2000, intentó conformar el municipio de Belén de Bajirá, pero el Consejo de Estado en 2007 declaró nula la desición porque este territorio le correspondía a Antioquia.

6. Las Comisiones de Ordenamiento Territorial de Senado y Cámara rechazaron el informe del Instituto Geográfico Agustín Codazzi por graves contradicciones y falta de rigor técnico. La proposición fue aprobada por la plenaria del Senado el 15 de diciembre de 2016.

7. El Igac es un ente de apoyo técnico que no tiene facultad para dirimir diferendos limítrofes; además, ha sido denunciado por la manera maliciosa en que ha procedido en este caso, donde en algún momento funcionarios señalaron que “a Antioquia le había faltado lobby”, como si esto no fuera un tema jurídico y técnico sino político.

8. De manera arbitraria se está tomando una decisión que afecta a unos 20 mil habitantes en el territorio, sin tener en cuenta su voz, ya que estas poblaciones han sido atendidas por el departamento de Antioquia en sus requerimientos sociales, políticos, administrativos, notariales y registrales, y son antioqueños

9. Se hace un grave daño a la Democracia cuando se violenta la división de poderes y se abusa del poder. Hoy que el país tiene más de 80 conflictos limítrofes, 14 de ellos priorizados, y de estos, 4 en curso, se genera un mal precedente cuando se toma una decisión política en contra del territorio de un Departamento, pasando por encima de la Ley.

10. Permitir que se dé un cambio de competencias constitucionales para la atención del territorio de una forma tan abrupta, casi de manera inmediata, obliga a que los habitantes de los corregimientos de Belén de Bajirá, Blanquicet, Macondo y Nuevo Oriente, se queden sin la prestación de los servicios básicos de salud, educación, acueducto, alcantarillado, vías, atención de emergencias, entre otros, que hoy brinda Antioquia, dado que cesaría su competencia y pasaría a Chocó.