A concejales de Santa Marta los obligan a escuchar la Biblia

Hay inconformidad entre algunos cabildantes.

Tomada de http://www.concejo.santamarta-magdalena.gov.co/

Gracias a una proposición que aprobó los cinco minutos de lectura bíblica por parte de la concejal Nelly Cadena al comienzo de cada sesión, hay malestar en el Concejo de Santa Marta, pues algunos cabildantes no están de acuerdo con que en el orden del día esté incluida una reflexión espiritual.

La cabildante Nelly Cadena, que también es pastora evangélica, lee la biblia con el único propósito, según ella, de “establecer los principios de vida basados en la palabra de Dios” y no para hacer señalamientos en contra de alguien en específico como lo ha manifestado el concejal Aníbal Charris, quien ha dicho que la Biblia no debe ser usada para señalar a personas en particular.

Cadena ha señalado que la sagrada palabra “alude a una condición nuestra que está mal y es allí en donde a muchas personas no les gusta”. Puntualiza en que ella no lee la Biblia con la pretensión de incomodar a sus colegas, ni para enviar ningún tipo de indirectas y tampoco para adoctrinar. Agrega que gracias a esos cinco minutos de lectura ahora se respira un mejor ambiente laboral.

El concejal Charris hizo saber su inconformidad en plenaria diciendo que él no está en contra de la lectura de la Biblia sino que se use para sembrar cizaña.

Por su parte, la cabildante Carmen Patricia Caicedo se ausenta de la sesión durante esos cinco minutos de reflexión bíblica argumentando que no comulga con esa práctica. Ha dicho que buscará la forma para que sea eliminada de la orden del día la lectura de la Biblia.

Caicedo indica que el Concejo de Santa Marta está para el debate político y no para asuntos religiosos.

 

Temas relacionados