‘Concepto que no permite a homosexuales que hayan cambiado de sexo casarse es prejuicioso’

Así lo indicó ‘Colombia Diversa’ como respuesta al concepto que impediría a parejas del mismo sexo que hayan cambiado género en su registro contraer matrimonio ante un notario.

 Marcela Sánchez, directora de Colombia Diversa, calificó como prejuicioso el concepto de la Superintendencia de Notariado y Registro que emitió un concepto en el que permite a los notarios negarse a legalizar uniones maritales de parejas homosexuales, si uno de los solicitantes ha cambiado de género en el registro civil.

La directora de la organización en pro de la defensa de los derechos de la comunidad LGBTI señaló que es un tema que debe revisarse con lupa para determinar si el concepto se refiere solo a las uniones matrimoniales o también a temas como unión marital de hecho, en donde, aclara, se estaría violando un derecho ya adquirido.

“Si ya se están refiriendo a la unión marital de hecho o a la declaración mediante escritura pública, sí tendríamos que revisar con calma el tema, porque realmente se estaría negando un derecho que ya está adquirido para las parejas del mismo sexo, la unión marital de hecho”, recalcó Sánchez en entrevista con Caracol Radio.

Por su parte, el superintendente, Jorge Enrique Vélez, explicó en entrevista con el mismo medio que el asesor jurídico de la Superintendencia de Notariado y Registro argumenta que “el notario debe en el ejercicio de control de legalidad, rechazar la solicitud de matrimonio de dos personas del mismo sexo, cuando observe que una de ellas hizo cambio de sexo en el registro civil, ya que la ley habla del matrimonio entre un hombre y una mujer”.

Desde el 9 de junio de este año el Ministerio de Interior y de Justicia firmaron un decreto orientado a permitir que el cambio del sexo en la cédula pueda realizarse con un simple trámite notarial. De ahí el concepto emitido por la superintendencia que, según explica Vélez, está orientado a evitar que se use esta vía para legalizar un matrimonio entre personas del mismo sexo. Claro está, Vélez aclara que los notarios tendrán libre albedrío de decidir cómo interpretar el concepto, sin embargo podrían ser sujeto de una investigación.

“El concepto es absolutamente claro. El decreto del Ministerio del Interior y de Justicia y del Gobierno, es un decreto para la dignidad de las personas que anteriormente había que hacerles unos exámenes para demostrar que si tenían o no cambio de sexo, aquí lo que se hizo fue facilitar bajo el juramento y bajo una escritura pública el trámite, pero el registro civil en su historial le mantendrá la información anterior, lo que significa que se demostrará que tenía anteriormente otro sexo, ya sea femenino o masculino y un notario cuando hace el estudio, el análisis para celebrar un matrimonio, tiene que estudiar integralmente la historia del registro civil de la persona”, añade Vélez