Concluyó el primer ejercicio de caracterización de la población afro en Santa Marta

La actividad pretende ser una herramienta para la equidad y el desarrollo de justicia social en la capital del departamento del Magdalena.

USAID

 Desde el pasado sábado 7 de febrero, el Centro Nacional de Consultoría, CNC, con el apoyo de la Alcaldía Distrital, las organizaciones afro del Distrito, la Universidad del Valle y el Programa para Afrodescendientes e Indígenas de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID emprendieron un tarea compleja pero sumamente importante para el desarrollo de justicia social en la capital del departamento del Magdalena.

Se trata de un ejercicio de caracterización que pretende analizar la situación económica y social de la población afrodescendiente en la capital del departamento del Magdalena.

La iniciativa , que surgió en 2012 durante la construcción del Plan de Desarrollo Local, “Equidad para todos, primero los Niños y las Niñas”, tiene como propósito crear una base de datos con estadísticas puntuales que sirvan como insumo para el diseño de políticas públicas.

La caracterización pretende recopilar información en aspectos claves como salud, empleo y nivel educativo de la población afrodescendiente, raizal y palenquera de la ciudad, lo que permitirá tener un impacto específico en los problemas de la comunidad.

Desde el pasado sábado el formulario para la caracterización de la población fue aplicado a los habitantes de los barrios María Eugenia, Vista Hermosa, Bastidas y San Jorge. Posteriormente se realizó en los barrios Cristo Rey, El Divino Niño, San Fernando, y San José, Don Jaca, Chimila (primer sector) Pescaíto, San Pablo, Bello Horizonte, Pantano, Olaya y Bellavista.

La iniciativa ha tenido buena aceptación entre los pobladores de la zona. Así lo aseguró Alejandro Aparicio, habitante del barrio San Fernando, quien considera que la iniciativa “resulta en una oportunidad fundamental para que nos reconozcan. Dígame usted hace cuanto no se realiza un censo en el país para saber cuántos afrodescendientes somos y en cifras, cuál es nuestro poder decisorio”, anotó en diálogo con El Espectador.
Por su parte los organismos de prensa de la alcaldía de Santa Marta dieron a conocer que el pasado mes de enero la población afrodescendiente se reunió con las autoridades locales, específicamente con la Secretaria de Planeación, Liane Saumet Mendinueta, en las instalaciones de la Institución Educativa Distrital Liceo Celedón, para hablar sobre el Plan de Ordenamiento Territorial para la ciudad, con enfoque diferencial encaminado a suplir las necesidades de las personas. Una de las reclamaciones más frecuentes de la población afro fue “la construcción de una clínica étnica, y una ciudadela Afro”, con los beneficios que el derecho a la ciudad puede ofrecer.
Carlos Viafara, director del Centro de Investigaciones y Documentación Socioeconómica (CIDSE) –entidad adscrita a la Universidad del Valle que empezó hace más de 20 años caracterizando población afrodescendiente e indígena en el país-, explicó que el proceso de construcción de los formularios se realizó en varias fases. “En una primera etapa levantamos un directorio de la población afrodescendiente en Santa Marta. Básicamente nosotros les aplicamos un cuestionario donde decidimos investigar sus características básicas, cómo viven, donde trabajaban, la procedencia de los miembros de su familia. A esa primera base le hicimos una cartografía social para determinar básicamente cuáles eran sus características y demandas más imperiosas, para saber cómo los podíamos ubicar espacialmente, esto con el propósito de facilitar el proceso de encuesta. La tercera fase es la aplicación de la encuesta donde recogemos gran parte de las discusiones que tuvieron lugar durante la cartografía social durante el marco muestral”, indicó Viafara.
De acuerdo con Viafara la decisión de realizar esta caracterización se tomó teniendo en cuenta que para las organizaciones de base el censo realizado por el Dane en 2005 no llenó todas las expectativas. “Es muy importante conocer cuanta población afrodescendiente existe en la Costa Atlántica, porque por un lado hay personas que no tienden a identificarse y se deben aplicar distintos tipos de mecanismos para lograr ese reconocimiento”, resaltó.
Un ejercicio que resulta vital para líderes como Hermina Guerra, de la fundación Kunkumbaná, quien señala que continúan existiendo formas de racismo que se mantienen solapadas en las relaciones de la sociedad. “La caracterización es importantes porque el ejercicio de saber cuántos somos nos permite no sólo identificar a quienes nos reconocemos como afros, sino tener una mayor visibilidad de la comunidad negra, para tener un buen etnodesarrollo”, indicó la dirigente de esta organización que desde hace diez años lucha por los derechos de la población negra.
El acompañamiento del CIDSE de la Universidad del Valle fue crucial para la elaboración de los formularios que fueron nutridos en la realización de los diversos talleres de cartografía social con las organizaciones de base. El trabajo de campo quedó a cargo del Centro Nacional de Consultoría.

“Es una muestra pequeña. Aplicamos 500 encuestas, básicamente 350 a población afrodescendiente, 150 a población no afrodescendiente, con ello vamos a realizar una muestra que nos de cuentas del universo de la población de Santa Marta”, anotó Viafara.
Se prevé que en el mes de mayo se haga una presentación pública de los resultados.

Temas relacionados