Conexión eléctrica en mina de Caldas era fraudulenta

La Central Hidroeléctrica de Caldas sostuvo que la conexión de la mina en la que permanecen atrapadas 17 personas era ilegal, lo que habría originado que se apagaran las motobombas que sacaban el agua.

/Defensoría del Pueblo

En el marco de las labores de rescate de 17 trabajadores, quienes permanecen atrapados en una mina en el occidente de Caldas, la Central Hidroeléctrica de Caldas (CHEC) –señalada de haber autorizado un corte de energía que habría provocado la emergencia– desmintió que haya cortado el fluido eléctrico y sostuvo que la conexión eléctrica que alimentaba la mina era ilegal. 

Según han denunciado los familiares de las víctimas, la empresa suspendió el servicio, lo que habría provocado que se apagaran las motobombas que sacaban el agua de la mina, desencadenando la inundación del socavón luego de la creciente del río Cauca.

La emergencia se presentó este miércoles en la vereda El Playón, del municipio de Riosucio, mientras se adelantaban labores de extracción. Según las primeras versiones, la zona de explotación, que se encuentra a orillas del río Cauca, se inundó tan rápido que los trabajadores no alcanzaron a salir a tiempo.

Al respecto, el gerente de la CHEC, Jhon Jairo Granada, aseguró que en la mañana del miércoles se reportó un daño originado por un corto circuito en la zona, lo que al parecer, habría provocado la suspensión del fluido eléctrico.

“En ningún momento hemos suspendido el servicio, ni se ha ordenado cortar la energía”, explicó Granada en diálogo con Caracol Radio, precisando que la conexión era ilegal y que la instalación energética no cumplía con los requerimientos legales.

“Lo lamentable es que este transformador que estaba alimentando la mina afectada no pertenecía al sistema de la CHEC y estaba instalado sin autorización de la empresa”, agregó.

Ante las denuncias sobre un supuesto corte de energía, la directora de la Agencia Nacional Minera, Natalia Gutiérrez, aseguró que se investiga la responsabilidad de la CHEC.