A contratistas del Pascual no les pagan

La deuda a proveedores y contratistas asciende a casi $4.000 millones.

Al sinnúmero de críticas por la posible desviación de recursos en la construcción del Estadio Pascual Guerrero de Cali, ahora se suma el reclamo de 165 proveedores y contratistas que señalan que no les pagan. A la fecha, les adeudan casi $4.000 millones por materiales u obras relacionadas con el escenario deportivo.

De acuerdo con el diario El País, los contratistas señalan que en la cadena de pagos son los últimos y de ahí la deuda. Los recursos salen de la Alcaldía y pasan al Fondo Mixto, que fue la entidad que contrató al Consorcio IM para que adelantara las obras del estadio. Este consorcio es el que debe pagar a los subcontratistas y proveedores. Sin embargo, hace rato no cumple con las obligaciones.

Julián Toro, vocero del Consorcio IM, indicó que siembre han dado la cara y reconocen la deuda. Sin embargo, que a ellos el Fondo Mixto no les paga. “Es una cadena y estamos al borde de la quiebra", dijo. Según el vocero del Consorcio, el intermediario del contrato les indicó que no pagará hasta que no se termine la pista atlética, obra que no tenían a cargo.

Por su parte la Alcaldía de Cali desmintió que se deba dinero y que deba cancelar el dinero que se adeuda a constructores y proveedores. Señalaron que contratarán una interventoría para que liquide el contrato y determine si se debe pagar ese dinero. En medio de los señalamientos, Pascual Guerrero, gerente del Fondo Mixto, dijo que “el alcalde anterior no canceló esos dineros, aparentemente, porque se le acabó la plata”, comentó.

Por ahora, tras la queja de los proveedores, las autoridades tendrán que adelantar las indagaciones para establecer finalmente quien debe pagar.