Controversia por concejal de Neiva que cobra por dar entrevistas a medios de comunicación

El cabildante Carlos Posada Maya le aseguró eso a una periodista de Neiva Estéreo 93.8. Anuncian quejas disciplinarias contra él.

Carlos Posada Maya, concejal de Neiva (Huila). / Concejo de Neiva

El Concejo de Neiva debatía esta semana el tema de servicios públicos domiciliarios en la ciudad. Para conocer las conclusiones más importantes de esa sesión, la emisora Neiva Estéreo 93.8 se comunicó con el cabildante Carlos Posada Maya, vicepresidente de la corporación. La petición era sencilla: lo entrevistarían vía telefónica para el noticiero que sale al aire desde las 6:00a.m. hasta las 9:00a.m. 

Sin embargo, el concejal sorprendió a la periodista con su respuesta: “Mil gracias, lo que acontece es que yo cobro por entrevistas”. La posición del cabildante ha generado indignación en el gremio de comunicadores de Neiva, ya que son los funcionarios públicos quienes deberían facilitar el acceso a la información.

Luego de que la misma emisora publicara en su página web un pantallazo de esta conversación, vía whatsapp, Posada dijo a NTV Canal: “¿Entonces no tengo derecho el día que quiera cobrar una entrevista? […] Va a haber un momento en el que a algún periodista que quiere una nota conmigo se la cobro. Y si quiere tenerla, pues, ¿él cómo me la paga? Con un mercado, con una lechona, con unos tamales, para podérselos llevar a gente que a esta hora no ha almorzado”.

El cabildante agregó que también cobra dependiendo del perfil del periodista que lo quiere entrevistar.

Javier Roa Salazar, director de Neiva Estéreo, anunció que presentará una queja ante la Comisión Ética del Concejo para que revise el tema, y ante la Procuraduría porque, según él, los servidores públicos no puede cobrar por entrevista.

De acuerdo con el Código Disciplinario Único, los servidores públicos tienen prohibido "solicitar, directa o indirectamente, dádivas, agasajos, regalos, favores o cualquier otra clase de beneficios", así como "omitir, retardar o no suministrar debida y oportuna respuesta a las peticiones respetuosas de los particulares o a solicitudes de las autoridades, así como retenerlas o enviarlas a destinatario diferente de aquel a quien corresponda su conocimiento".