Crece la tensión en marcha indígena con disturbios y detenciones

Según la ONIC, este combate ya ha dejado al menos diez indígenas lesionados más.

La tensión entre indígenas que reclaman mejores condiciones de vida y la fuerza pública se recrudeció en las últimas horas con nuevos disturbios y la detención de policías y soldados por parte de la guardia indígena, señalaron hoy los manifestantes.

El consejero mayor de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), Luis Fernando Arias, denunció en declaraciones a Efe "la forma criminal como en este país se quiere someter el ejercicio legítimo de la protesta social de los pueblos indígenas".

Arias dijo que las "represiones" se intensificaron desde primera hora de este viernes a pesar del compromiso del ministro del Interior, Aurelio Iragorri, de retirar a la Policía y el Ejército de los puntos de concentración de los indígenas, promesa que hizo ayer en una reunión con líderes aborígenes en el suroeste del país.

"El miércoles en La Delfina, en la vía de Buenaventura a Cali (suroeste), tuvimos una fuerte represión que dejó 18 indígenas heridos. Y ayer también hubo fuertes enfrentamientos entre la fuerza pública y los indígenas de la (vía) Panamericana que dejaron 15 heridos, varios de ellos disparados con armas de fuego", agregó.

Uno de esos heridos, que recibió un impacto de bala en un ojo, fue Robinson Ascue Mestizo, de 13 años de edad y nacido en el resguardo del pueblo Nasa en Toribío, en el norte del departamento del Cauca.

"En estos momentos se están presentando precisamente choques entre la fuerza pública y los indígenas que están en el punto de La Agustina, en la vía Panamericana, y tenemos información de que a la gente la están atacando con ráfagas de fusil y gases", agregó.

Según la ONIC, este combate ya ha dejado al menos diez indígenas lesionados más.

Asimismo, los indígenas reportaron que en los puntos más conflictivos de los departamentos del Cauca, Valle del Cauca y del Huila hay policías, agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía (Esmad) y soldados, que a juicio de Arias "deberían estar repeliendo a los actores del conflicto y no a los indígenas".

"Responsabilizamos al Gobierno de (el presidente) Juan Manuel Santos de cualquier hecho que pueda suceder en contra de las comunidades indígenas que están en el marco de la minga (o movilización)", dijo el consejero mayor de la ONIC.

Por otro lado, el Ejército y la Policía han justificado sus operaciones de desalojo de las vías bloqueadas por los indígenas al señalar que fue imposible negociar para que las abandonaran, y han denunciado haber recibido pedradas por parte de los manifestantes.

Asimismo, en las últimas horas las instituciones han señalado que la guardia indígena del pueblo Embera Chamí ha retenido en el departamento de Risaralda a cuatro uniformados.

Según ha denunciado en medios locales el defensor del Pueblo en Risaralda, Freddy Plaza, los indígenas se niegan a entregar a estos cuatro miembros de la fuerza pública que mantienen al parecer en una celda improvisada hasta que no vaya a la zona el defensor nacional.

En el Cauca, los indígenas Nasa entregarán en las próximas horas en la zona de Altos de Chapa, en el municipio de Santander de Quilichao al policía que retuvieron ayer durante los tropeles.

La 'minga' indígena, que reivindica una mejora en sus condiciones de vida y un reconocimiento de la soberanía sobre sus territorios, comenzó a principios de semana en 18 puntos del país.

Temas relacionados

 

últimas noticias