Crisis de agua potable en Yopal podría declararse como "calamidad pública"

La Procuraduría General analizará los avances de las acciones para superar esta crisis que ya cumple tres años.

En la mesa celebrada el pasado viernes en la que participaron autoridades locales, departamentales y nacionales se puso de plano la posibilidad de declarar la problemática en el servicio de agua potable que vive la ciudad de Yopal, Casanare, como una “calamidad pública”.

Esto con el fin de abrir un marco jurídico que permita superar las dificultades administrativas y presupuestales que se han presentado para la pronta ejecución de recursos y así obtener una solución definitiva a la crisis en la capital del Casanare.

En la reunión también se presentaron los alcances de las acciones adelantadas hasta la fecha para solucionar el servicio de agua potable que desde hace tres años no tienen los 150 mil habitantes de Yopal.

Igualmente se estableció la necesidad de precisar fuentes de recursos, responsables y fechas para el cumplimento de las metas firmadas, así como la revisión del plan de ejecución con el Plan de Acción, la Unidad Nacional para la Gestión de Riesgos y Desastres debido a las condiciones del caso.

En este pinto se estudiarán los procesos de contratación para la construcción del acueducto, así como la agilidad en la solución de las dificultades que se presenten en la consecución de estas metas.

El procurador General, Alejandro Ordóñez Maldonado anunció que el Ministerio Público vigilará y acompañará la articulación de los mecanismos para la solución de esta problemática. La próxima reunión se celebrará el próximo 24 de junio.