Cuestionan construcción de nueva clínica en el sector de Calambeo en Ibagué

Según sostienen los habitantes de la zona, el sector en el que sería construida la clínica no cuenta, entre otras, con fuentes de agua aptas para el consumo humano.

Barrio Calambeo de Ibagué. /Tomada del diario El Nuevo Día de Ibagué

Por supuestas fallas en la infraestructura de la zona, así como falencias en materia de acueducto, alcantarillado y andenes públicos, fue cuestionada la construcción de una clínica en el sector de Calambeo en Ibagué (Tolima).

Según argumentan los habitantes del sector, la zona en la que se promueve la edificación del centro hospitalario no cuenta con un adecuado servicio de acueducto y alcantarillado, sumado a deficiencias en la malla vial y en andenes para transitar.

“La comunidad se ha manifestado en oposición a la construcción de esta clínica de maternidad, debido a que en primera instancia no hay agua potable suficiente para suplir las necesidades que una clínica implica y, segundo, porque si hay algo contaminante son los desechos orgánicos de un tratamiento médico”, aseguró al diario El Nuevo Día Antonio Melo, residente del barrio Calambeo.

Los cuestionamientos respecto a la viabilidad de la construcción de la clínica fueron sustentados en el marco de un debate en el Concejo de Ibagué, que contó con la participación de habitantes del sector, funcionarios de la administración municipal y entes reguladores.

Al respecto, la Secretaría de Salud de Ibagué presentó estudios sobre las fuentes de abastecimiento del sistema de suministro de agua, advirtiendo que en la zona se presenta un riesgo medio por, entre otras, el vertimiento de aguas residuales, dilusión de agroinsumos y residuos sólidos. Por ello, se concluyó que el agua suministrada no es apta para el consumo humano.

“El agua no es apta para el consumo humano, por ello no es conveniente construir en el sector de Calambeo una clínica y más de maternidad (…) el curador dice que él aplica la norma, pero deja en manos de la Secretaría de Salud si el agua es potable o no para la licencia de urbanismo”, sostuvo el concejal Carlos Jiménez.

El curador urbano Uno, Manuel Medina Espinosa –encargado de otorgar la licencia de urbanismo que daría vía libre a la construcción de la clínica– indicó por su parte que su despacho evalúa la viabilidad de la edificación en materia jurídica, urbanística y fiscal.

“La Curaduría está haciendo el análisis para otorgar o negar la licencia, el solicitante ha entregado los documentos requeridos. Por otro lado, el uso del suelo para la zona está dado como residencial primaria y allí se pude construir desde un edificio hasta una clínica”, explicó Medina, precisando que es viable la construcción en lo que corresponde al corredor vial.