Culminó cese el fuego electoral de las Farc y el Eln

La Observación Fundación Paz y Reconciliación calificó el cese como una “tregua exitosa”.

AFP

 El cese el fuego electoral decretado por las Farc y el Eln para no interferir en los comicios del domingo pasado, terminó a la medianoche de este miércoles tras casi diez días sin ataques y los comicios presidenciales más tranquilos que se recuerdan en Colombia.

Pese a lo anterior el Ejército Nacional acusó a las Farc de violar el alto el fuego con un atentado frustrado contra la infraestructura eléctrica en el departamento de Antioquia, señalando que el frente 36 de las Farc trataron de volar una torre de energía en la zona rural del municipio de Yarumal.

"Colombia no solo ha tenido unas elecciones tranquilas sino, al mismo tiempo, una jornada electoral similar a la de cualquier nación en paz", dijo el domingo el ministro colombiano de Defensa, Juan Carlos Pinzón, tras el cierre de colegios electorales.

Y es que desde el 20 de mayo, cuando inició este cese el fuego unilateral por parte de las dos guerrillas, el primero que decretan conjuntamente, solo se registraron tres acciones armadas por parte de las Farc, de las que dos fueron defensivas.

En la tercera "existen dudas sobre la forma como se produjeron los hechos", según un informe presentado por la Fundación Paz y Reconciliación, una organización dedicada a registrar el conflicto armado interno.

Por su parte, el Eln, la segunda guerrilla del país con unos 1.500 combatientes, "cumplió en un 100% la tregua anunciada".

El coordinador de la Observación Fundación Paz y Reconciliación, Ariel Ávila, dijo a Efe que fue una "tregua exitosa", sobre todo en comparación con las dos anteriores declaradas por las Farc desde que empezó el proceso de paz, en la que sucedieron diversas acciones armadas y algunas de ellas unilaterales.

Además, Ávila destacó que en la tregua actual todas las unidades guerrilleras, incluso las que en anteriores ocasiones han violado el alto el fuego, han cumplido las órdenes del Secretariado (máximo órgano).

Se trata del Frente 36 y del Frente 57, ubicados respectivamente en los departamentos de Antioquia y el Chocó: "son unidades que han tenido una historia de narcotráfico larga, pero ahora son frentes que cumplen, las Farc han logrado controlar eso".

Los mayores incidentes registrados durante la tregua sucedieron en la región del Catatumbo, fronteriza con Venezuela, donde además de las Farc y el Eln hacen presencia un reducto disidente del desmovilizado Ejército de Liberación Popular (ELP).

Este grupo, más dedicado al narcotráfico que a la lucha armada, asesinó a un policía y hostigó una comisaría durante estos días.

Ávila explicó que el líder de este grupo, alias "Megateo", ha tenido una presión muy grande de la fuerza pública en los últimos tres meses y que con estas acciones "ha querido parecer una guerrilla".

Pese al "éxito" que ha supuesto el cese el fuego con respecto al descenso de las acciones armadas, el presidente y candidato a la releección, Juan Manuel Santos, no logró rentabilizarlo en las elecciones, en las que quedó en segunda posición con el 25,69 % de los votos.
Santos se medirá en segunda vuelta el 15 de junio al candidato uribista Óscar Iván Zuluaga, que obtuvo el 29,25 % el domingo y que criticó que el alto el fuego era para beneficiar a Santos.

Las Farc, que el martes cumplieron 50 años en medio del cese el fuego, negocian con el Gobierno Santos un acuerdo de paz en Cuba desde noviembre de 2012, unos diálogos que tras la firma de pactos parciales en tres puntos de la agenda ya han rebasado su ecuador.

Unos diálogos parecidos a los de las Farc pretende el ELN, que desde hace más de un año reitera su voluntad de iniciar un proceso con el Gobierno pero que aún no ha recibido respuesta.

Ahora, el país aguarda si las dos guerrillas decretarán un nuevo cese el fuego con motivo de la segunda vuelta de las presidenciales.

Temas relacionados